Click acá para ir directamente al contenido
REPÚBLICA DE CHILE
DIARIO DE SESIONES DEL SENADO
PUBLICACIÓN OFICIAL
LEGISLATURA 361ª
Sesión 62ª, en miércoles 9 de octubre de 2013
Ordinaria
(De 16:15 a 19:1)
PRESIDENCIA DEL SEÑOR JORGE PIZARRO SOTO, PRESIDENTE
SECRETARIO, EL SEÑOR JOSÉ LUIS ALLIENDE LEIVA, SUBROGANTE
____________________
RESTABLECIMIENTO DE EXCEPCIÓN PARA AYSÉN Y MAGALLANES DE PROHIBICIÓN DE EXPENDIO DE BEBIDAS ALCOHÓLICAS EN ESTABLECIMIENTO UBICADO EN CASA HABITACIÓN DE COMERCIANTE


La señora RINCÓN.- Señor Presidente, este proyecto de ley busca restablecer una excepción en las Región de Aysén y en la de Magallanes y de la Antártica Chilena acerca de lo que ocurre con los establecimientos que expenden bebidas alcohólicas.
La moción fue presentada el 17 de agosto de 2010 en la Cámara Baja por los Diputados señora Goic y señores Ascencio, Marinovic, Sandoval y Velásquez.
La idea matriz de la iniciativa es sustituir el artículo 14 de la ley Nº 19.925, sobre expendio y consumo de bebidas alcohólicas, con el propósito de que, en las Regiones de Aysén del General Carlos Ibáñez del Campo y de Magallanes y la Antártica Chilena, los establecimientos que expendan bebidas alcohólicas puedan colindar con la casa habitación del comerciante o de cualquier otra persona.
La ley Nº 19.925, conocida como "Ley de Alcoholes", ha sido objeto de una serie de modificaciones, las que han estado orientadas a perfeccionar la normativa vigente para mejorar la fiscalización de los establecimientos donde se venden este tipo de bebidas, evitar alteraciones del orden público derivadas tanto de la comercialización como de la ingesta y, en general, promover un consumo más responsable en la población, especialmente en los jóvenes.
Dentro de ese espíritu, se limitó el número de patentes que una municipalidad podía otorgar y se han implementado medidas para ejercer un control más riguroso del funcionamiento de los lugares de venta de alcoholes.
Sin embargo, la última reforma a la ley eliminó una antigua excepción que favorecía a los establecimientos ubicados en las regiones mencionadas, por cuanto les permitía eximirse de dicho imperativo.
El proyecto cree necesario reponer la excepción a favor de esas regiones respecto de la prohibición aludida que afecta a los establecimientos de expendio de bebidas alcohólicas, por dos razones.
En primer lugar, el factor climático en esos lugares es de tal rigurosidad que convierte el hecho de la colindancia entre el establecimiento de expendio y la casa habitación en algo esencial para desarrollar dicha actividad económica en condiciones dignas. Muchas otras actividades del comercio en dichas zonas se realizan de esa manera.
En segundo término, el fin de la excepción que favorecía a dichas regiones ha significado un sinnúmero de multas y cierres, tanto temporales como definitivos, los cuales han sido llevados a cabo por la autoridad pertinente. Ello ha perjudicado enormemente a pequeños comerciantes, quienes experimentaron, de un día para otro, un cambio en las reglas del juego, que significó una alteración sustancial de su actividad.
El espíritu del proyecto no es ampliar el consumo de alcohol, sino mantenerlo restringido pero sin afectar derechos adquiridos de pequeños comerciantes y pequeños propietarios, quienes, hasta el año 2004, tenían su negocio de barrio conectado a la casa habitación y que, al aplicárseles la nueva normativa, se vieron imposibilitados de continuar con él.
La excepción se aplica básicamente a las Regiones de Aysén y de Magallanes, donde en invierno cae más de un metro de nieve y las temperaturas alcanzan a más de 20 grados bajo cero. Ello, obviamente, hace necesario propiciar condiciones excepcionales.
Señor Presidente, muchas de las familias que se dedican a esta actividad comercial financian con ella los estudios de sus hijos en otras regiones.
Esta excepción, que es de natural entendimiento, favorecerá a no más de 400 pequeños comerciantes, que en su mayoría son adultos mayores que ejercían esta actividad hasta el año ya citado.
El proyecto en debate fue visto y aprobado en la Comisión de Economía, Fomento y Desarrollo de la Cámara de Diputados. Y pedimos que el Senado se sume a esta iniciativa.
Esta materia la han planteado los distintos dirigentes en la Región de Magallanes. Me ha tocado estar allí y lo hemos conversado con los Senadores Muñoz Aburto y Bianchi, con la Diputada Goic, con el ex Alcalde Morano, a quien le cupo vivir en su calidad de jefe edilicio la aplicación de la normativa mencionada y, por ende, ha hecho ver este asunto como algo fundamental.
Por ello, solicito que el Senado respalde esta moción.