Click acá para ir directamente al contenido
REPÚBLICA DE CHILE
DIARIO DE SESIONES DEL SENADO
PUBLICACIÓN OFICIAL
LEGISLATURA 360ª
Sesión 92ª, en martes 8 de enero de 2013
Ordinaria
(De 16:21 a 19:53)
PRESIDENCIA DEL SEÑOR CAMILO ESCALONA MEDINA, PRESIDENTE
SECRETARIO, EL SEÑOR MARIO LABBÉ ARANEDA, TITULAR
____________________
ENMIENDAS A ESTATUTO DEL PERSONAL DE GENDARMERÍA DE CHILE EN MATERIA DE INGRESO Y PROMOCIÓN DE CARGOS


La señora RINCÓN.- ¡Espero que cuando entremos a la discusión particular se haga la luz en este proyecto de ley...!
Señor Presidente, hemos escuchado atentamente las intervenciones de diversos colegas. Además, nos reunimos con las asociaciones de funcionarios de Gendarmería. Y, sin lugar a dudas, la discusión de esta iniciativa abre una oportunidad para analizar las condiciones en que trabajan los hombres y mujeres de dicha Institución.
Vamos a realizar un estudio detenido sobre el particular con motivo del segundo informe. En todo caso, debo puntualizar que no basta con abordar los aspectos atinentes a requisitos de ingreso y promoción de cargos en las Plantas de Oficiales Penitenciarios y de Suboficiales y Gendarmes. Debemos hacernos cargo, asimismo, de las condiciones en que laboran los referidos funcionarios: hacinamiento no solo de los reclusos, sino también de ellos, como profesionales encargados de mantener el orden y la seguridad dentro de los penales de nuestro país.
Creo que en esos ámbitos tenemos bastante que hacer y muchos desafíos. Por ejemplo, en lo que respecta a las condiciones físicas y laborales. Me ha tocado ver varios casos de gendarmes que enfrentan situaciones de verdad adversas, con problemas de salud mental que no se abordan ni tratan adecuadamente.
Eso es parte de nuestros desafíos, señor Presidente.
En efecto, algunos gendarmes duermen en los pisos de las cárceles. Eso debería ser parte, igualmente, del debate de este proyecto de ley.
Si aspiramos a ser un país desarrollado y moderno, hemos de dar el ejemplo en materia remuneracional, de condiciones para el ascenso, de facultades del Director Nacional de Gendarmería.
No nos conformemos con avanzar dos pasos: demos todos los que sean necesarios para otorgar dignidad a quienes trabajan en un área tan compleja y precaria como la de quienes se hallan privados de libertad.
Señor Presidente, como deberemos hacer el debate particular, no quiero extenderme en esta ocasión. Además, hablar en penumbras en el Parlamento no es igual que hacerlo de cara a todos.
En consecuencia, anuncio que formularemos nuestras proposiciones durante el estudio del segundo informe. Y -reitero- espero que la discusión haga ver la luz para resolver los problemas que afectan a Gendarmería de Chile.