Click acá para ir directamente al contenido

Isapres: preparan contrapropuesta para congelar valores de planes y prestaciones

Iniciativa propone suspender atribuciones de las aseguradoras hasta junio de 2021. Asimismo, llaman al Ejecutivo a hacer lo propio en la reforma al sector privado de salud y acabar con el reajuste anual.

Viernes 3 de abril de 2020

Imagen foto_00000011

Consenso unánime existe en la Comisión de Salud del Senado respecto a frenar la acción unilateral en el alza de los planes de las Isapres, pese a que las aseguradoras anunciaron que postergarán por 3 meses el incremento de un 4,5% promedio, a raíz de la pandemia por Covid-19. (Revise y descargue el video de la sesión)

 

La instancia legislativa sesionó este jueves para conocer desde el Ejecutivo el procedimiento que siguieron las Isapres para adecuar sus valores, y plantear su inquietud en torno a "la validez jurídica del compromiso político con el Ejecutivo". (Ver nota relacionada)

 

El Superintendente de Salud Patricio Fernández explicó que en este período, a diferencia de otros, se excluyeron del instrumento los gastos que habitualmente consideran las aseguradoras, como costas judiciales, gastos de administración, ventas y publicidad. Además, señaló que la autoridad desarrolla una propuesta de circular para operativizar el acuerdo que permitirá prorrogar al mes de julio el reajuste de sus prestaciones.

 

No conformes con la medida, la que calificaron de “insuficiente”, tanto legisladores oficialistas como de oposición le hicieron ver al Gobierno la necesidad de abordar el fondo del asunto y actuar con más rigurosidad.

 

CONGELAMIENTO

 

En esa línea, la Comisión plasmó una contrapropuesta en un proyecto que apunta a congelar por un tiempo determinado los precios de los planes y prestaciones de salud, retrotrayendo sus valores a los anteriores al alza.

 

Suspéndase la atribución de las isapres de adecuar los precios base de los planes de salud que debieron informar durante el mes de marzo de 2020 y que se hubiera hecho efectiva entre los meses de julio de 2020 y junio de 2021, ambos inclusive. Asimismo, los prestadores de salud privada estarán obligados a mantener inalterados los precios que hayan tenido vigentes al 31 de diciembre de 2019”, reza la propuesta original del senador Rabindranath Quinteros y al que adhieren los integrantes de la instancia legislativa.

 

“Esta alza es totalmente injustificada, hoy las personas tienen menos ingreso, mayores gastos y esto vulnera su acceso a la salud. No existe otro caso en nuestra legislación en la cual se permita un alza unilateral, las únicas son las Isapres”, apuntó Quinteros en la última sesión.

 

El senador Francisco Chahuán agregó que esta es una materia urgente de legislar, puesto que “el alza es insólita, no se sustenta en el sentido de realidad del país. Valoramos la postergación, pero no es suficiente y tenemos que avanzar a un congelamiento”.

 

Los congresistas volvieron a hacer un llamado a que el Ejecutivo haga lo propio en la Reforma a las Isapres, ya que fue flanco de importante debate, en su primer trámite en el Senado, la frecuencia con la que se aplican estas alzas.

 

Lo que los senadores plantean es que el proceso de reajuste sea cada 3 años, pero en el Gobierno insisten en el reajuste anual.

 

Cabe recordar que durante su tramitación en la Comisión de Salud, se consiguió destrabar los “nudos críticos” del proyecto, estableciendo el fin de la tabla de factores y las preexistencias. Por lo mismo, se solicitó al Gobierno la urgencia para despachar la iniciativa antes que culmine el plazo de la prórroga.

 

Al respecto la senadora Luz Ebensperger precisó que “es importante darle solución a estos temas críticos, pero son iniciativas propias del Ejecutivo y tiene que liderar esto. Es vergonzoso lo que las Isapres están haciendo”.

 

Otro objeto del debate fue la capacidad de fiscalización de la Superintendencia en el cumplimiento de las medidas que se han adoptado por el Covid 19. Por ejemplo, los senadores cuestionaron que, aún cuando se ha establecido un costo máximo de 25 mil pesos a los exámenes de detección del virus (PCR), algunas clínicas privadas han cobrado más en razón de las otras prestaciones que realizan.