Click acá para ir directamente al contenido
REPÚBLICA DE CHILE
DIARIO DE SESIONES DEL SENADO
PUBLICACIÓN OFICIAL
LEGISLATURA 365ª
Sesión 66ª, en martes 28 de noviembre de 2017
Ordinaria
(De 16:18 a 18:2)
PRESIDENCIA DE SEÑORES ANDRÉS ZALDÍVAR LARRAÍN, PRESIDENTE;
GUIDO GIRARDI LAVÍN, VICEPRESIDENTE, Y EUGENIO TUMA ZEDAN,
PRESIDENTE ACCIDENTAL
SECRETARIO, EL SEÑOR MARIO LABBÉ ARANEDA, TITULAR
____________________
MEJORAMIENTO DE CONDICIONES DE REMUNERACIÓN Y EMPLEO DE TRABAJADORES DE EMPRESAS PRESTADORAS DE SERVICIOS EXTERNOS A MUNICIPALIDADES EN MATERIA DE ASEO DOMICILIARIO Y ORNATO


El señor ZALDÍVAR, don Andrés (Presidente).- Proyecto de ley, en segundo trámite constitucional, que establece normas que incentivan mejoras a las condiciones de remuneración y empleo de los trabajadores que se desempeñan en empresas que prestan servicios externalizados a las municipalidades en recolección, transporte o disposición final de residuos sólidos domiciliarios, con informe de la Comisión de Trabajo y Previsión Social.
--Los antecedentes sobre el proyecto (11.012-13) figuran en los Diarios de Sesiones que se indican:
Proyecto de ley:
En segundo trámite: sesión 15ª, en 16 de mayo de 2017 (se da cuenta).
Informe de Comisión:
Trabajo y Previsión Social: sesión 53ª, en 11 de octubre de 2017.
El señor ZALDÍVAR, don Andrés (Presidente).- Tiene la palabra el señor Secretario.
El señor LABBÉ (Secretario General).- El objetivo de la iniciativa es establecer para las licitaciones que efectúen las municipalidades respecto de los servicios de recolección, transporte y disposición de basura domiciliaria, barridos y mantención de áreas verdes, una regla especial de evaluación en lo que se refiere a las mejores condiciones de empleo y remuneraciones de los trabajadores, la que deberá alcanzar al menos el 15 por ciento de la ponderación total.
Asimismo, la remuneración que se ofrezca no podrá ser inferior al promedio devengado en los tres últimos meses previos a la licitación.
La Comisión de Trabajo y Previsión Social discutió el proyecto en general y en particular por tratarse de aquellos de artículo único. Así, lo aprobó en general por la unanimidad de sus miembros presentes, Senadoras señoras Goic y Muñoz y Senadores señores Larraín y Letelier, y en particular con las modificaciones y por las votaciones unánimes que se consignan en su informe.
Cabe hacer presente que la mencionada Comisión, teniendo en consideración que la iniciativa no incide en materias presupuestarias o financieras del Estado, acordó que no requerirá informe de su par de Hacienda y solicita a la Sala proceder en ese sentido.
El texto que se propone acoger se consigna en las páginas 22 y 23 del informe de la Comisión de Trabajo y Previsión Social y en el boletín comparado que Sus Señorías tienen a su disposición.
El señor ZALDÍVAR, don Andrés (Presidente).- En la discusión general y particular, ofrezco la palabra.
Tiene la palabra la Senadora señora Van Rysselberghe.
El señor BIANCHI.- Yo había solicitado hablar antes.
La señora VAN RYSSELBERGHE.- No tengo problema en que intervenga primero Su Señoría, señor Presidente.
El señor ZALDÍVAR, don Andrés (Presidente).- Tiene la palabra el Senador señor Bianchi.


El señor BIANCHI.- Gracias, señora Senadora.
Señor Presidente, por supuesto que comparto absolutamente el criterio de que, en la medida que mejoren las remuneraciones de quienes trabajan en esta noble, importante y esforzada actividad de la recolección de la basura, las empresas tengan mejores opciones de quedarse con la función pertinente en los distintos municipios del país.
Eso lo comparto y voy a votar favorablemente en tal sentido.
Pero hace un buen tiempo presenté otro proyecto de ley relacionado con los utensilios que los trabajadores o trabajadoras usan para la recolección de la basura. Por ejemplo, los buzos, los guantes, los zapatos de seguridad. Tales prendas las deben trasladar a sus domicilios donde las lavan o las limpian.
Y todos comprenderán que es una situación del todo compleja. En un domicilio donde hay niños puede significar un foco de infección. Esas prendas, al no estar esterilizadas ni nada parecido implican un claro riesgo de transmisión de enfermedades.
Entonces, la iniciativa de mi autoría exige que las empresas que presten servicios de recolección de basura permitan que el trabajador o la trabajadora, una vez finalizada su labor, deje su implementación en un lugar que se estime conveniente y se le entregue otro juego limpio a fin de que no deba llevarla y limpiarla en la casa, con los riesgos de contaminación que ello significa.
Ese proyecto está aún en la Comisión de Trabajo. Y por su intermedio, señor Presidente, quiero pedir a quienes la integran que a lo menos le den alguna velocidad a un texto que va en la misma línea de buscar mejoras a una actividad que no cualquiera hace, que no todos realizan, y que implica un enorme sacrificio.
Ni hablar acerca de lo que envuelve recolectar la basura en la Región de Magallanes en la época de invierno, con nieve, con vientos sobre 80 kilómetros por hora, con el frío que se siente en esa temporada. Y lo mismo pasa en otras tantas regiones donde por cierto la situación climática hace que la recolección de basura sea una actividad extremadamente adversa, extremadamente dura y rigurosa.
Tratándose de tales personas, hoy día estamos dando la posibilidad de que los municipios manifiesten una preocupación y que a lo menos haya un 15 por ciento de ponderación especial, para que la empresa que ofrezca un mejor sueldo se quede con la licitación. También, se obliga a que con respecto a los implementos que se usen exista la precaución de que se esterilicen, se laven por la propia empresa y no tengan que ser llevados a los hogares, con los riesgos que ya he señalado.
Voy a pronunciarme -si usted abre la votación sería mejor todavía, señor Presidente- favorablemente por el presente proyecto de ley.
El señor ZALDÍVAR, don Andrés (Presidente).- Tiene la palabra el Senador señor Letelier.


El señor LETELIER.- Señor Presidente, estimados colegas, la Comisión de Trabajo aprobó tanto en general cuanto en particular, por la unanimidad de sus integrantes presentes, la iniciativa que nos ocupa, cuyo fundamento es entregar mejores condiciones de empleo y de remuneraciones, así como también dignidad a los trabajadores de servicios externos de recolección, transporte y disposición de la basura domiciliaria, y asimismo de barrido y mantención de áreas verdes, de las distintas comunas del país.
Lo anterior tiene que ver con un esfuerzo que se realizó para establecer requisitos en los procesos de licitación de los servicios externalizados, dado que de las 345 municipalidades existentes en el país, unas 263 llevan a cabo la función de aseo y ornato por medio de empresas externas, considerando todo lo que es barrido de calles, así como la extracción de residuos domiciliarios.
No olvidemos que en la Región de Valparaíso hubo conflictos muy grandes en esta materia, lo cual llevó en un momento a otorgar un bono a los trabajadores de la extracción de basura.
En el fondo, lo que queremos hacer, a través de esta iniciativa, es generar un requisito vinculado con cómo se deben realizar las licitaciones en forma más adecuada.
Cuando se discutió el proyecto, se tomaron en cuenta iniciativas de otros colegas, incluyendo la del Senador que me antecedió en el uso de la palabra. Se tuvo a la vista su texto y se consideró que no era materia de este proyecto, dado que aquí se trata, en primer término, de modificar el artículo 6° de la ley N° 19.886, respecto a la base de contrato administrativo y suministro de prestación de servicios (es decir, de ChileCompra, por así decirlo), en que se incluyen ciertos criterios.
En términos generales, se establece que va a existir, cuando se evalúen los contratos, una ponderación en que a lo menos el 15 por ciento del total de la licitación tenga que tomar en cuenta...
El señor ZALDÍVAR, don Andrés (Presidente).- ¿Me permite abrir la votación, señor Senador?
El señor LETELIER.- Muy bien.
El señor ZALDÍVAR, don Andrés (Presidente).- En votación general el proyecto.
--(Durante la votación).
El señor ZALDÍVAR, don Andrés (Presidente).- Puede continuar, Su Señoría.
El señor LETELIER.- Como decía, señor Presidente, se debe a lo menos dar un 15 por ciento de la ponderación total de la licitación a la mejoría de condiciones de empleo y remuneraciones.
Se contempla, igualmente, como requisito el hecho de que no pueda ocurrir -y muchas veces constituye una práctica- que las personas que vienen laborando en un municipio donde se produce una licitación vuelvan a fojas cero; es decir, que todas las conquistas que hayan alcanzado los trabajadores organizados con una empresa durante cuatro años sufran un retroceso al licitarse nuevamente, lo que en numerosas oportunidades significa una pérdida de remuneraciones.
Por ello, se dispone -y es una de las modificaciones que se consagran- que la oferta no podrá ser inferior al promedio de las remuneraciones devengadas en los 3 últimos meses previos a la licitación. Y aquel antecedente debe ser incluido por los municipios en las bases de licitación: han de especificarse tales promedios.
Asimismo, se establece como requisito de admisibilidad, y es importante que así sea, que la empresa presente una dotación suficiente de trabajadores que posibilite la realización de las labores habituales dentro de la jornada laboral, de manera de evitar una sobrecarga (algo que pasa en algunos municipios con demasiada frecuencia), sin perjuicio del derecho a que exista el pago de las horas extraordinarias cuando corresponda.
Finalmente, en la línea de los requisitos de admisibilidad de las ofertas, es bueno destacar que en el texto aprobado por la Cámara de Diputados y por la Comisión de Trabajo se consigna la exigencia de presentar un programa de gestión de los riesgos que implican las labores de aseo y ornato, con sujeción a las disposiciones legales y la normativa que las regulan, como también a los criterios definidos en la Política Nacional de Seguridad y Salud en el Trabajo.
Señor Presidente, en el presente proyecto estamos hablando de miles de personas que trabajan en actividades de aseo y ornato o de barrido de calles o de extracción de residuos domiciliarios.
La ley en proyecto, de alguna forma, es muy parecida al esfuerzo que hemos hecho respecto de las manipuladoras de alimentos, quienes trabajan para empresas contratadas por el aparato público, normalmente por la JUNAEB.
En este caso...
El señor ZALDÍVAR, don Andrés (Presidente).- Terminó su tiempo, señor Senador.
Le vamos a dar un minuto adicional para que pueda concluir.
El señor LETELIER.- Gracias, señor Presidente.
Decía que en este caso lo que se busca es que en los contratos de los municipios exista la posibilidad, para ciertos servicios pagados, de garantizar a los trabajadores condiciones dignas de remuneración, de seguridad y de higiene.
Estamos hablando de miles de trabajadores, y por eso la Comisión aprobó esta iniciativa en forma unánime. Constituye un tremendo avance, por lo cual esta invita a aprobarla de la misma forma.
El señor ZALDÍVAR, don Andrés (Presidente).- Tiene la palabra la Senadora señora Goic.


La señora GOIC.- Señor Presidente, quiero reiterar lo que hicimos en la Comisión de Trabajo, que es bien importante, en términos de algunas mejoras y de la especificación de algunos temas durante la tramitación del proyecto que venía de la Cámara de Diputados.
Además, es bueno para la historia de la discusión de este proyecto que se sepa que discutimos acerca de la pertinencia de aumentar el porcentaje. Todos teníamos la tentación de que se ponderaran en mayor medida aquellos elementos que tienen que ver con las remuneraciones, con las condiciones de empleo, que es el gran aporte que se hace: el fijar un piso de 15 por ciento.
Para eso revisamos, junto con distintos municipios y la Asociación Chilena de Municipalidades, las experiencias existentes. En definitiva, también se buscaba respetarlas.
De otra parte, no se trata de fijar un techo, sino un piso, un mínimo. Y ojalá que sea tomado de esa forma, porque aumentar más el porcentaje hacía que se pusieran en riesgo otras condiciones también relevantes, en términos de equipamiento, de la calidad de los carros. En fin, eso fue parte de lo que vimos en el detalle.
Es importante que hayamos incluido al servicio de barridos, no solamente de retiro de residuos domiciliarios y de mantención de áreas verdes, que no estaban incorporados inicialmente, y que se encuentran en iguales condiciones: es decir, muchas veces están sujetos a la misma licitación, o deben ser garantizados por el municipio que los contrata.
Por otro lado, respecto del detalle de lo que significan las condiciones de seguridad, de higiene, tuvimos una discusión, y es relevante que la pueda conocer el resto de los colegas en la Sala.
Era difícil empezar a determinar cada uno de los aspectos relacionados con el cumplimiento de las normas en materia de higiene y seguridad en el trabajo.
Su significación está consignada en el texto, entendiendo que hay puntos más en detalle que corresponde verificar a la Dirección del Trabajo en su inspección operativa. Pero el contenido está puesto sobre la mesa y en el texto específico.
Por último, quiero destacar que se haya establecido también un piso para siguientes licitaciones. Porque es habitual que cuando se termina una licitación, aunque siga la misma empresa y los mismos trabajadores, exista una merma en las remuneraciones de estos, incluso tras un proceso de negociación colectiva.
Entonces, establecimos que se tomen en cuenta los últimos tres meses de remuneraciones, y que sean considerados también en las bases de la licitación para marcar cuál es la referencia respecto a sus montos. Esto, a fin de que la existencia de una nueva licitación no sea la vía para disminuir o mermar las condiciones salariales y laborales.
Hemos visto que lamentablemente eso se da no solamente en el caso de estos trabajadores, sino también de las manipuladoras de alimentos y en otras áreas donde el Estado licita a terceros que proveen los servicios.
Así que esta iniciativa, tal cual la hemos aprobado en forma unánime en la Comisión de Trabajo y Previsión Social, y tras una revisión bastante exhaustiva junto con la Subsecretaría de Desarrollo Regional y el Ministerio del Trabajo, significa una mejora, un piso, en términos de mejores licitaciones, poniendo al centro a los trabajadores que, además, en esta área son fundamentales para cumplir con la tarea de mantener las áreas verdes, el aseo en la ciudad, la recolección de residuos domiciliarios.
El señor ZALDÍVAR, don Andrés (Presidente).- Solicito la anuencia de la Sala para que el Senador señor Tuma me reemplace en la testera.
Acordado.
--Pasa a dirigir la sesión, en calidad de Presidente accidental, el Honorable señor Tuma.
El señor TUMA (Presidente accidental).- Tiene la palabra el Senador señor Larraín.


El señor LARRAÍN.- Señor Presidente, me quiero sumar a las consideraciones que han hecho presentes los Senadores que me antecedieron en el uso de la palabra.
Efectivamente, este proyecto de ley busca mejorar las condiciones de remuneración y de trabajo de las personas que se desempeñan en empresas que prestan servicios externos a las municipalidades, en el ámbito de la recolección de basura, de residuos sólidos domiciliarios y de barrido.
Hoy día existe una norma que fija algunos criterios sobre cómo se hacen las bases de licitación, pero estas han probado ser insuficientes, y de ahí la conveniencia de avanzar en precisar algunos de ellos con carácter de mínimos.
Así, por ejemplo, la norma actual establece que "se otorgará mayor puntaje o calificación a aquellos postulantes que exhibieren mejores condiciones de empleo y remuneraciones.". Y este proyecto fija cuáles son esas condiciones mínimas, en un porcentaje bastante razonable.
Lo que se ha dicho, como se recordaba, es que "la ponderación del criterio referido a las mejores condiciones de empleo y remuneraciones (...) no podrá ser inferior al 15% de la ponderación total de la evaluación.".
Uno incluso podría decir que es poco (los representantes de los trabajadores nos pedían que fuesen de 20 o 25).
Sin embargo, como bien se señaló, aquí se han hecho las ponderaciones de las posibilidades alternativas de las situaciones que afectan a los municipios. Y se estimó que ese porcentaje era razonable, sin perjuicio de lo cual se agregó un criterio adicional que, a mi juicio, es quizás tanto o más relevante que el anterior: la existencia de un piso. Así, se dice que, efectivamente, "la remuneración íntegra que se ofrezca pagar a cada trabajador, no podrá ser inferior al promedio de las remuneraciones devengadas a los trabajadores que cumplían igual función en los tres últimos meses".
Este punto garantiza que la situación de los trabajadores no va a empeorar. La situación se va a ir estabilizando al alza, dentro de lo que razonablemente se pueda pagar, pero nunca en forma inferior.
Muchas veces estas licitaciones servían precisamente para rebajar, cuando había gran oferta, las condiciones del mercado en perjuicio de los trabajadores.
Por eso, este 15 por ciento parece razonable, sobre todo si se hace en conexión con el piso que se fija en el sentido de que las remuneraciones no puedan ser inferiores a las que percibían los trabajadores en los últimos tres meses.
Y eso ayuda enormemente.
En cuanto a cómo se pondera ese 15 por ciento: "se distribuirá en un 70% respecto del monto de las remuneraciones y en un 30% respecto de las condiciones de empleo ofrecidas que superen los mínimos legales,".
Obtener una ponderación adicional si se hace un esfuerzo mayor por mejorar los mínimos legales es un incentivo para las empresas.
Finalmente, un factor que surgió en la discusión, que pareció muy interesante, es que en numerosas ocasiones la dotación que presentan las empresas prestadoras de servicios no se compadece con el número de horas de trabajo que realizan las personas en la recolección de basura.
Vale decir, se supone que los trabajadores deberían estar laborando ocho horas normales, o las 45 semanales, en total. Sin embargo, el tiempo efectivo de trabajo en la recolección de basura supera largamente aquello.
Entonces, desde el momento en que se presenta la licitación, se puede desprender que no van a tener el número de trabajadores, o la dotación suficiente para las horas de trabajo que supone la recolección de basura.
Por lo tanto, para asegurar que no se excedan los topes legales, se agregó una exigencia: "Será requisito de admisibilidad de la oferta la presentación, por parte de la empresa postulante, de una dotación suficiente de trabajadores que impida exceder los límites legales establecidos para la jornada de trabajo, incluidas las horas extraordinarias".
Dicho de otra manera, si los trabajadores tienen que cumplir jornadas largas, estas no podrán ser superiores a las horas del contrato, más las horas extraordinarias autorizadas diariamente.
A los representantes de los trabajadores eso les pareció también una garantía que permite asegurar que no van a ser sobreexplotados más allá de las horas en que legalmente les corresponde cumplir funciones de acuerdo con las normas que rigen para todos los trabajadores.
Creo, señor Presidente, que esta normativa contribuye a mejorar las condiciones de los trabajadores de estas empresas, sin que ello constituya una merma o una dificultad económica para los municipios; y asegura, además, que las empresas que prestan estos servicios se adapten a las condiciones legales que son razonables de exigir para cualquier empresa.
En consecuencia, nos parece que este es un proyecto que avanza. Nosotros contribuimos a su perfeccionamiento en el debate habido en la Comisión y esperamos que la Sala tenga a bien aprobarlo, ojalá por unanimidad.
He dicho.
El señor TUMA (Presidente accidental).- Le ofrezco la palabra al Senador señor Lagos.


El señor LAGOS.- Señor Presidente, por cierto, me voy a sumar entusiastamente con mi voto a la aprobación de esta iniciativa.
Comparto y hago mías las expresiones del Senador Larraín y de otros Honorables colegas.
Voy a tratar de expresar lo mismo, pero puesto de otra forma.
Lo que hemos visto en el mercado laboral, en las economías modernas es una tendencia a la subcontratación, a la externalización de funciones. Y permanentemente el derecho laboral ha estado tensionado por las condiciones que existen en empresas o instituciones -léase "municipio", en este caso- que tienen dos categorías de trabajadores: los con contrato de trabajo y aquellos que prestan servicios a través de empresas subcontratadas o que licitan ciertos servicios.
Ahora bien, esta legislación -y en esto me cuelgo de las palabras del Senador Larraín- identifica tres criterios, tres elementos que tienden a equilibrar o a hacer menos gravoso para los trabajadores el tema de la subcontratación o la externalización de funciones.
Para comenzar, se exige una ponderación de por lo menos 15 por ciento respecto de las condiciones de remuneración de los trabajadores de las empresas que les ofrecen retirar la basura a los municipios.
Eso no existía antes. Alguien preguntará por qué se introduce esta legislación. Porque, de lo contario, eso no habría ocurrido. Lo que estamos haciendo mediante la presente iniciativa de ley, en relación con estas empresas -que siguen siendo tal vez importantes para el municipio, que no presta directamente la función, sino que la contrata en forma externa-, es exigirles ciertas condiciones respecto de sus trabajadores.
Por otro lado, está el tema del piso. Uno por definición habría pensado que una empresa subcontratada o externa a la cual se le compran los servicios no tiene vinculación con esto, pero se le exige de todas maneras un piso equivalente a un promedio no menor a tres meses de las remuneraciones devengadas.
O sea, nuevamente se establece un criterio.
Finalmente, está el tema de la dotación, que es bien interesante. No sé si ello se cumplirá del todo porque una cosa es cuando se licita, y otra si después, en la vida real, se va a fiscalizar. Pero, si entendí bien, la norma aprobada en la Comisión de Trabajo señala: "Mire, usted dice que desea prestar tal servicio de recolección de basura. Pero para estos efectos se requiere tanta dotación para cubrir tantas horas. Si lo que propone no me coincide, entonces podría quedar fuera de la licitación".
En otras palabras, se establece algo obvio: que no se pueden exceder las horas legales de trabajo. Eso es evidente.
En el fondo, la norma está señalando lo siguiente: "Usted, en su licitación inicial, en su propuesta debe hacer calzar las horas de trabajo con la dotación que está proponiendo".
Es decir, nuevamente se están fijando criterios para evitar ¿qué cosa? Que, al final del día, en función de la -comillas- "buena disposición" de los trabajadores, en aras de no perder su empleo o de no enemistarse con el empleador, ellos tengan que cumplir funciones incluso más allá de las horas extras para hacerse cargo de una situación.
Lo anterior impedirá tal vez la tentación de un empleador de presentar propuestas para llevarse el negocio de la basura con un número inferior de trabajadores.
Entonces, señor Presidente, la "belleza" -si usted me permite utilizar esa palabra- de este proyecto de ley es que trata de hacerse cargo de la externalización o la subcontratación de servicios, que es un tema bastante controvertido. Lo hemos visto en empresas nacionales como Codelco, pero esto trasciende a Chile: está presente también en países como Estados Unidos y otras potencias del mundo económico que hacen frente a la externalización incluso a nivel a internacional.
En definitiva, lo que se hace acá es decir: "Okay, ustedes pueden subcontratar, pueden tener externalización, pero para eso se deben cumplir algunos criterios desde el punto de vista de las condiciones laborales: higiene, seguridad, remuneraciones". Más allá de que no sean funcionarios de gobierno ni sean contratados directamente por el municipio, se les exige un piso mínimo.
Pienso que eso hace bastante más civilizatoria la situación.
En consecuencia, señor Presidente, voto entusiastamente a favor de este proyecto de ley.
El señor TUMA (Presidente accidental).- Tiene la palabra el señor Secretario.
El señor LABBÉ (Secretario General).- ¿Alguna señora Senadora o algún señor Senador no ha emitido su voto?
El señor TUMA (Presidente accidental).- Terminada la votación.
--Se aprueba en general el proyecto (16 votos favorables y un pareo); por no haberse presentado indicaciones, queda aprobado también en particular y despachado en este trámite.
Votaron las señoras Allende, Goic y Van Rysselberghe y los señores Bianchi, García-Huidobro, Lagos, Hernán Larraín, Letelier, Montes, Ossandón, Pizarro, Prokurica, Quinteros, Tuma, Patricio Walker y Andrés Zaldívar.
No votó, por estar pareado, el señor García.

El señor TUMA (Presidente accidental).- Quiero señalar, Sus Señorías, que en la aprobación de esta iniciativa se da una situación bien especial.
En sesión celebrada el 4 de octubre de 2017, la Presidenta accidental de la Comisión de Trabajo, Senadora señora Adriana Muñoz, informó del fallecimiento de cuatro dirigentes de la Federación Nacional de Sindicatos de Aseo, Servicios, Rellenos Sanitarios y Afines de Chile (FENASERCH).
La referida instancia contó con la presencia de dos de esos dirigentes en la sesión del día 12 de julio de este mismo año.
Los trabajadores fallecidos son los señores Ricardo Erba Muñoz, Pablo Muñoz Pérez, Juan Pablo Méndez Espíndola y Luis Zapata González.
Creo que el mejor homenaje que este Senado les puede hacer es haber despachado este proyecto de ley, en el cual ellos estaban participando muy activamente.