Click acá para ir directamente al contenido
FACILITACIÓN DE TRANSFORMACIÓN DE ENTIDADES PEDAGÓGICAS Y TÉCNICAS DE APOYO EN PERSONAS JURÍDICAS SIN FINES DE LUCRO. INFORME DE COMISIÓN MIXTA


El señor ELIZALDE.- Señor Presidente, la Sala votó hace un par de semanas el proyecto de ley de que se trata, acogido por una amplia mayoría, y ahora se somete a su consideración exactamente el mismo articulado.
La Cámara de Diputados, efectivamente, había aprobado un texto que les permitía a las ATES constituidas como sociedades comerciales o en otra forma de persona jurídica con fines de lucro transformarse en sin fines de lucro, y, de esa manera, cumplir con los nuevos requisitos; pero estableció un plazo que hacía posible burlar, en alguna medida, el sentido de la reforma, cual es, básicamente, que todos los recursos que el Estado proporciona, entrega o transfiere para la educación sean invertidos en ese ámbito. Así se garantiza un aumento en la calidad de nuestro sistema, sin que los fondos terminen desviados a otro tipo de objetivos.
En ese marco, cuando el proyecto pasó al Senado, se eliminó el artículo transitorio que establecía un término adicional para que las entidades pudieran seguir funcionando y prestando servicios con burla del sentido de la ley. La supresión implica que las ATES constituidas como sociedades comerciales pueden transformarse en personas jurídicas sin fines de lucro, pero que no se seguirán desempeñando mientras no lo hagan. De esa manera, se cierra la posibilidad de que los recursos que el Estado transfiere a educación se destinen a una finalidad distinta.
Por un malentendido, la Cámara de Diputados, en el tercer trámite, votó en contra. No obstante, cuando ayer se explicó el sentido de los cambios introducidos por el Senado, la Comisión Mixta los aprobó. La otra rama del Congreso se pronunció a favor esta mañana.
Habiéndose argumentado en varias sesiones respecto del sentido del texto, corresponde que esta Corporación ratifique su voluntad inicial ante un proyecto que fue corregido -reitero- en el marco del debate que se llevó a cabo y que permite a estas entidades mantener su historia, su prestigio, pero sobre la base de cumplir con los requisitos que la ley establece para que presten servicio y de que se constituyan, por lo tanto, en personas jurídicas sin fines de lucro.
Por todo lo anterior, voto a favor.