Click acá para ir directamente al contenido
PERFECCIONAMIENTO DE NORMATIVA SOBRE PROFESIONALES Y TRABAJADORES DE SECTOR PÚBLICO DE SALUD


El señor QUINTEROS.- Señor Presidente, en las regiones de todo el país hemos escuchado hablar de la falta de facultativos, de personal, y un sinnúmero de quejas por la mala atención en los consultorios y en los hospitales.
Creo que este proyecto va en el sentido correcto en cuanto a potenciar la salud primaria.
Los usuarios se quejan de la falta de profesionales, de la poca atención, y ello se debe precisamente a que el sector primario siempre ha sido el pariente pobre de la salud.
Yo me alegro mucho de este proyecto -por supuesto, lo voy a apoyar-, pues creo que da en el clavo.
Acá hablamos de los cupos disponibles para incentivar el retiro. También, de la contratación de médicos titulados en el extranjero.
Uno puede estar en acuerdo o no. Sin embargo, yo creo que los médicos titulados en el exterior, chilenos y foráneos, han sido un aporte bastante considerable, sobre todo en la salud primaria. Porque cuando en un servicio de salud o en un municipio faltan médicos, es muy difícil contratar a profesionales chilenos, todos los cuales tienen mayores incentivos para trabajar en las clínicas particulares. Y eso es una realidad.
Así que me alegra mucho que hoy se pueda contratar a médicos extranjeros sin haber aprobado aún el Examen Único Nacional de Conocimientos de Medicina y que se les dé un plazo de dos años para cumplir el requisito.
Yo solo quiero referirme a un punto en que tengo observaciones: la concesión a los médicos cirujanos que se desempeñan en establecimientos municipales de atención primaria de la salud, regidos por la ley N° 19.378, y que posean la especialidad de medicina familiar, pediatría, medicina interna, ginecoobstetricia, psiquiatría u otras que se definan conforme a lo expuesto en el proyecto de una asignación mensual de estímulo por competencias profesionales, etcétera, lo que pienso que es un importante incentivo para la contratación de profesionales.
La primera de ellas dice relación con que un decreto supremo determinará anualmente...
¡Si los encargados de salud me pueden escuchar...!
El señor LARRAÍN.- ¡Tienen cosas más importantes que hacer...!
El señor PÉREZ VARELA.- ¡Es que Su Señoría es de provincia...!
El señor QUINTEROS.- Seguramente esa es la razón.
Decía que un decreto supremo determinará anualmente, según el inciso, las especialidades con derecho a la asignación, las entidades administradoras de salud municipal que recibirán las transferencias para pagarla y el monto de los recursos asignados a cada una de ellas.
Desde mi punto de vista, eso no puede interpretarse de manera que el monto determinado en el decreto sea una cantidad fija establecida de acuerdo con la dotación del 31 de diciembre, porque la salud municipal puede necesitar la contratación de especialistas en cualquier mes del año y con una cifra determinada a esa fecha no se obtendrá ningún efecto positivo. Lo lógico sería señalar cupos para las entidades que recibirán el aporte, los que podrán o no llenarse conforme a la gestión de cada municipio.
Y en segundo término, deseo destacar que la asignación, si se incorpora a las remuneraciones de quienes la percibirán, modificará la base de cálculo de eventuales indemnizaciones por retiro voluntario, las que serán de cargo municipal aunque cuenten con mecanismos de anticipo. Ello elevaría la carga financiera de los municipios, los cuales, como se sabe, atraviesan por una grave crisis económica.
En general, estoy de acuerdo con la iniciativa. Creo que va en la línea correcta. Ojalá sigamos incentivando la salud primaria, que es la base para una buena salud en nuestro país.
He dicho.