Click acá para ir directamente al contenido
REPÚBLICA DE CHILE
DIARIO DE SESIONES DEL SENADO
PUBLICACIÓN OFICIAL
LEGISLATURA 361ª
Sesión 43ª, en miércoles 31 de julio de 2013
Ordinaria
(De 16:16 a 19:50)
PRESIDENCIA DE LOS SEÑORES JORGE PIZARRO SOTO, PRESIDENTE,
Y JOSÉ ANTONIO GÓMEZ URRUTIA, VICEPRESIDENTE
SECRETARIOS, LOS SEÑORES MARIO LABBÉ ARANEDA, TITULAR,
Y JOSÉ LUIS ALLIENDE LEIVA, SUBROGANTE
____________________
CREACIÓN DE MINISTERIO DEL DEPORTE


La señora RINCÓN.- Señor Presidente, el Senador Lagos me ha quitado las palabras de la boca -literalmente hablando-, pues me iba a referir exactamente al mismo punto que él tocó.
Su Señoría hizo mención del planteamiento formulado ante la OIT.
Como jefa de bancada, le pedí ayer al Director Nacional del Instituto Nacional de Deportes que le quitara la "discusión inmediata" a este proyecto para solicitarle a la Sala que lo volviera a la Comisión y de ese modo nos permitiera ahondar en los aspectos ya abordados por quienes me precedieron en el uso de la palabra.
El señor Ruiz Tagle expresó que ello no estaba dentro de sus facultades y se comprometió a plantearle el punto al Ministro Larroulet.
Señor Presidente, cada vez que se presentan situaciones de esta índole, si hay voluntad política es posible encontrar espacio para conversar y aunar criterios.
Se ha relatado ya cuáles son los tres puntos que no ha sido factible salvar.
Lo que plantean tanto los funcionarios adscritos a la ANEF como los dirigentes del IND, quienes han conversado con todos nosotros (en nuestras regiones; aquí, en Valparaíso, y en Santiago), tiene que ver, primero, con los temas detallados por el Senador Lagos: respeto a su carrera y forma como se nombra para los nuevos cargos. Y, obviamente, hay distintos puntos de vista. Por eso el Tribunal Constitucional emitió un fallo dividido en esta materia.
El segundo aspecto tiene que ver con la fiscalización de los fondos, y el tercero, con las seremías.
Quiero recordarle a la Sala que cuando el Ejecutivo ingresó este proyecto no se preveían las seremías: había un ministro, un subsecretario y funcionarios.
Cuando todos estamos en campañas -y este es un período propicio para ello- se habla de la desconcentración y de la descentralización. Pero sucede que en una materia tan fundamental como esta no había reparticiones públicas en regiones.
Es en la Comisión de Educación donde se introducen cuatro seremías, lo que, sin duda, atenta contra la equidad territorial, cuestión que durante los últimos años también ha adquirido mucha fuerza en la discusión política, económica y social de nuestro país.
En la Comisión de Hacienda -cuando el proyecto entró a ella me tocó remplazar al Senador Zaldívar- le hicimos presentes al Director del IND esos tres puntos.
Respecto a las seremías, le dijimos que no encontrábamos ningún argumento que sustentara la existencia de solo cuatro. Y le expresamos: "Si no existe fundamento para ninguna, por qué para cuatro y no para todas".
El señor LAGOS.- ¡Una por Senador...!
La señora RINCÓN.- "Una por Senador", dice el colega Lagos, refiriéndose a los de Educación (es una por número; no entraré al detalle).
Pues bien, en la Comisión de Hacienda se logró que estuvieran presentes todas las regiones. Pero ello, no en forma inmediata. Y eso también preocupa.
Señor Presidente, esta no es la forma como debemos trabajar. Si hoy se pide postergar la votación, es por una cuestión de plazos.
El Gobierno señala que hay que sacar el proyecto ahora, ya.
Nosotros creíamos que se requería una semana más para construir un acuerdo completo, que recogiera tanto la preocupación de los funcionarios y nuestra inquietud como representantes de regiones cuanto un problema de fondo, vinculado con la fiscalización. Y no me digan que esto se halla en otro proyecto de ley, pues tiene que ver con las funciones y facultades del organismo pertinente.
Esos tres temas no se han resuelto íntegramente. El de las regiones, en parte sí, pero no como quisiéramos quienes no representamos a las cuatro primeras.
Creo, señor Presidente, que este proyecto podría haberse aprobado unánimemente en todas sus partes si hubiera abarcado las cuestiones de fondo que nos interesan en el ámbito del deporte.
Ahora -y con esto termino mi reflexión-, me parece que en esta materia no corresponde el chantaje público; tampoco la amenaza, que, además, no es propia de quienes creemos en la política para transformar la realidad...
El señor GÓMEZ (Vicepresidente).- Perdón, señora Senadora, pero concluyó su tiempo.
Su Señoría dispone de un minuto más.
La señora RINCÓN.- En mi concepto, así no se va a enaltecer la política. Con ello se contribuye, una vez más, al desprestigio de la política, de este Parlamento y, por cierto, del Gobierno del Presidente Sebastián Piñera.