Click acá para ir directamente al contenido
REPÚBLICA DE CHILE
DIARIO DE SESIONES DEL SENADO
PUBLICACIÓN OFICIAL
LEGISLATURA 359ª
Sesión 58ª, en jueves 29 de septiembre de 2011
Especial
(De 12:17 a 13:47)
PRESIDENCIA DE LOS SEÑORES GUIDO GIRARDI LAVÍN, PRESIDENTE,
Y JAIME QUINTANA LEAL, PRESIDENTE ACCIDENTAL
SECRETARIO, EL SEÑOR MARIO LABBÉ ARANEDA, TITULAR
____________________
DURACIÓN DE DESCANSO DE MATERNIDAD. INFORME DE COMISIÓN MIXTA


La señora RINCÓN.- Señor Presidente, el Senador señor Patricio Walker expresó que hoy tenía que haber estado en Chile Chico. Por mi parte, tenía que estar en Parral, en el Maule Sur. Mis amigos y el alcalde, señor Israel Urrutia, entenderán el motivo de mi ausencia.
Gabriel Valdés afirmaba que la pasión es, quizás, uno de los elementos más importantes en la vida a la hora de actuar. Creo que ella incluso nos ha desbordado, sin lugar a dudas, en la presente discusión. Pero traigo a colación ese recuerdo por resultar indiscutible que es la que ha permitido que este sea un gran proyecto y, cuando el Presidente de la República lo promulgue, una gran ley.
Quiero agradecer, además de todas las personas a quienes se ha mencionado, entre ellas la señora Ministra, el señor Ministro, los Subsecretarios, a un Senador que representa a muchos colegas que no intervinieron como miembros formales de las Comisiones de Trabajo y de Salud, pero que estuvieron junto a cada uno de nosotros. Me refiero al Honorable señor Gómez, porque permaneció en la madrugada acompañándonos en el debate.
Hago extensiva mi gratitud a alguien que nos aportó en la discusión del martes y que representa a los funcionarios públicos: Ana Bell, quien está arriba, en las tribunas.
Y la dirijo también a los asesores de cada uno de los Senadores y Diputados que han hecho posible que la norma se despache hoy día en sus actuales términos.
Ha resultado muy controvertida, señor Presidente, la determinación de quién es el padre de la criatura. Creo que podemos decir que quien la soñó fue mi Honorable colega Ruiz-Esquide. No llegó a concebirla, como era su deseo. Sin lugar a dudas, el que lo hizo fue el Presidente de la República, Sebastián Piñera. Y ese es un reconocimiento que, en justicia, corresponde.
--(Aplausos en tribunas).
¿Quién trae al niño al mundo? El Congreso, con el aporte innegable de la Oposición y la Concertación.
Y, probablemente, la Senadora que habla y muchos de sus colegas -es el caso del Presidente de la Comisión de Salud y del Presidente accidental de la Comisión Mixta-, no somos sino madres o padres sustitutos.
Pero, más allá de ello, estimo importante consignar que la ley será posible hoy porque, como decía mi Honorable colega Lagos, hicimos antes tantas otras cosas que despejaron deudas pendientes en nuestro país. Pensemos, por ejemplo, en quienes recibían pensiones asistenciales, que todos los que han sido Diputados, Senadores, alcaldes, concejales o dirigentes sociales saben que eran de verdad muy modestas. En los gobiernos de la Concertación se mejoró su monto y en el de la Presidenta Bachelet se creó la Pensión Básica Solidaria. Tan tremenda reforma significó miles de millones de pesos comprometidos por el país.
Me parece relevante expresar eso hoy día, porque es cierto que no se asumió antes la presente medida, pero se concretaron otras que permitieron dar este paso.
También creo necesario dejar establecido que no es un proyecto perfecto, como nos gustaría.
Ayer, algunos colegas me preguntaban: "¿Por qué pone usted tanta pasión en la materia?". Hoy, el Senador señor Chahuán me inquiría: "¿Por qué se enoja tanto?". Sucede que es trascendental, señor Presidente, cuando tenemos que explicar después las leyes que aprobamos en el Congreso, que exista conciencia de las cosas que hacemos.
Hay una norma que no logramos echar abajo en el debate del día de ayer. Producto de que no nos escuchamos, no fuimos capaces de entender la lógica de no aprobarla. Nuestros funcionarios públicos no tienen hoy día derecho a licencia médica, sino a que se les mantenga su remuneración en las condiciones en que se encuentra.
Hemos evitado la pérdida por concepto de las bonificaciones por zonas extremas y la asignación de zona. Eso es, sin lugar a dudas, tremendamente significativo. Y se agradece que el Ejecutivo haya entendido finalmente el punto. Pero no hemos terminado con algo que queda pendiente en el sentido de que hombres y mujeres que opten al subsidio parental van a poder hacerlo solo por las remuneraciones imponibles, y, en muchos casos, más de la mitad de ellas no lo son. Y es una situación que vamos a tener que explicar. A mi juicio, la cuestión ameritará, tal como nos pasó con el descuento a los pensionados del 7 por ciento por salud, la dictación de una nueva ley. Y espero que el Primer Mandatario escuche.
Mi Honorable colega Chahuán ha manifestado algo que me alegra: "Es la voluntad del Presidente de la República la que ha hecho posible la corrección". Por mi parte, no tuve la posibilidad de conversar con este último, pero, al escuchar esa afirmación, me quedo con la convicción de que si el Jefe del Estado hubiera sabido de la omisión a que hago referencia, también habría recogido el gran error en que incurre el proyecto. Confío en que se lo podamos explicar y en que lo rectifique una iniciativa con "discusión inmediata".
Agradezco sinceramente la pasión que le hemos puesto todos al debate y espero que la Cámara de Diputados despache el articulado en el día de hoy, para que se transforme muy pronto en ley de la República.
He dicho.