Click acá para ir directamente al contenido
REPÚBLICA DE CHILE
DIARIO DE SESIONES DEL SENADO
PUBLICACIÓN OFICIAL
LEGISLATURA 359ª
Sesión 4ª, en martes 22 de marzo de 2011
Ordinaria
(De 16:18 a 19:21)
PRESIDENCIA DE LOS SEÑORES GUIDO GIRARDI LAVÍN, PRESIDENTE,
Y JUAN PABLO LETELIER MOREL, VICEPRESIDENTE
SECRETARIO, EL SEÑOR MARIO LABBÉ ARANEDA, TITULAR
____________________
FACULTAD A PADRE Y MADRE, INDISTINTAMENTE, PARA APERTURA DE CUENTAS DE AHORRO A FAVOR DE HIJOS


La señora RINCÓN.- Señor Presidente, un colega me decía hace un rato: "Yo no he tenido inconveniente para abrirles cuentas de ahorro a mis hijos". ¡Claro, es hombre! El problema se les presenta a las mujeres. ¿Por qué? Por una interpretación errada de la norma pertinente.
No me voy a extender al respecto. Ya lo han mencionado otros Senadores. Se confunde la tuición de los menores con la facultad aludida. Los bancos no ahondan mayormente en ello. Por eso se da la paradoja de que las mujeres no pueden abrir cuentas de ahorro a sus hijos, de manera especial en el BancoEstado, como señaló el Honorable señor Bianchi.
En todo caso, la apertura de ese tipo de cuentas (con seguros asociados, para los estudios futuros de los menores) es una idea que está proliferando en otras instituciones bancarias.
Se trata de una iniciativa bastante sencilla. Fue discutida por la Comisión de Hacienda la semana pasada, donde se acordó citar para el debate en particular a los representantes del BancoEstado, de la Asociación Nacional de Bancos y de la Superintendencia de Bancos e Instituciones Financieras, a fin de conocer su opinión sobre la materia.
Más allá de eso, señor Presidente, la realidad constatada hoy es que las madres trabajadoras no pueden abrir cuentas de ahorro a sus hijos, lo cual representa un problema, no solo para ellas y sus niños sino para todas las familias.
Que el Ejecutivo envíe un proyecto de ley respecto del posnatal, donde se establece la posibilidad de que los padres también ejerzan tal derecho, creemos que apunta en la línea correcta: hacer a hombres y mujeres responsables del cuidado de los niños, compartir la paternidad y la maternidad; pero, obviamente, en igualdad de condiciones.
La iniciativa en debate también se orienta en el sentido correcto.
Por eso abordamos el tema las Senadoras. Y hacían bromas algunos colegas por esta unión de mujeres legisladoras.
Tal propuesta puede parecer muy insignificante o pequeña, pero, una vez corregida por el Parlamento marcará una diferencia en la vida de miles de familias.
Por lo tanto, pedimos que se apruebe la idea de legislar. Todas las correcciones que se requiera introducir -como la señalada por el Honorable señor Kuschel- se realizarán durante el debate en particular.
He dicho.