Click acá para ir directamente al contenido
REPÚBLICA DE CHILE
DIARIO DE SESIONES DEL SENADO
PUBLICACIÓN OFICIAL
LEGISLATURA 358ª
Sesión 79ª, en miércoles 22 de diciembre de 2010
Extraordinaria
(De 10:24 a 14:1)
PRESIDENCIA DE LOS SEÑORES JORGE PIZARRO SOTO, PRESIDENTE,
Y JOSÉ ANTONIO GÓMEZ URRUTIA, VICEPRESIDENTE
SECRETARIOS, LOS SEÑORES CARLOS HOFFMANN CONTRERAS, TITULAR, Y
JOSÉ LUIS ALLIENDE LEIVA, SUBROGANTE
____________________
CREACIÓN DE MINISTERIO DE DESARROLLO SOCIAL


La señora RINCÓN.- Señor Presidente, como lo señala el mensaje con que el Presidente de la República da inicio a este proyecto de ley, la disminución de la pobreza y el mejoramiento de la calidad de vida de nuestros compatriotas es uno de los objetivos principales de aquellos a quienes nos interesa la cosa pública y buscamos representar a la gente. Dicho objetivo cruza transversalmente todos los programas políticos de los que desean ser alternativa de Gobierno. Y durante los años en que gobernó la Concertación se avanzó bastante en esa tarea.
La creación de una institucionalidad que coordinara las políticas sociales en Chile no es una idea nueva. Durante el Gobierno del Presidente Frei Montalva surge la necesidad de contar con un organismo técnico dedicado a la planificación del desarrollo del país a nivel nacional. Nace así la Oficina de Planificación (ODEPLAN), que durante los dos primeros años funciona sin reconocimiento jurídico y con dependencia directa de la Presidencia de la República.
En 1967 la nueva entidad adquiere calidad de servicio público con carácter descentralizado y patrimonio propio. Se crean las Oficinas Regionales de Planificación, las cuales, bajo la dictadura, pasan a denominarse Secretarías Regionales de Planificación y Coordinación (SERPLAC), que servirán de organismo asesor y de Secretaría Técnica del Intendente Regional y del Consejo Regional de Desarrollo.
Una vez recuperada la democracia, el Gobierno del Presidente Patricio Aylwin transformó la Oficina de Planificación Nacional en Ministerio de Planificación y Cooperación, al que se le asigna la misión de colaborar con el Jefe del Estado en el diseño y aplicación de políticas, planes y programas dirigidos a erradicar la pobreza.
Sería largo enumerar todos los avances de nuestros Gobiernos en la materia, creando el sistema de protección social y vinculándolo a un enfoque de prioridades, garantizando a los chilenos y chilenas más vulnerables el derecho a contar con una red de prestaciones sociales en las áreas de salud, educación, vivienda, trabajo, cultura y previsión, que progresivamente irá abarcando todas las etapas de la vida, desde la gestación hasta la vejez.
Durante la Administración de la Presidenta Bachelet se amplió la cobertura de "Chile Solidario" hacia otros grupos: personas en situación de calle, familias con adultos cumpliendo pena aflictiva, adultos mayores que viven solos y que sufren otras situaciones que les provocan un estado de vulnerabilidad.
En esa línea de acción, en el año 2009 el Senado aprueba, de manera unánime, la ley que crea el Sistema Intersectorial de Protección Social e institucionaliza el Subsistema de Protección Integral a la Infancia: "Chile Crece Contigo", dirigido a todos los niños y las niñas del país, y a sus familias, desde la gestación hasta que los menores cumplan cuatro años e ingresen a prekínder, a través de acciones y servicios de carácter universal, y proveyendo apoyos especiales para quienes presenten alguna vulnerabilidad mayor.
Durante estos años se ampliaron las facultades y los roles de MIDEPLAN de manera progresiva, a fin de realizar evaluación de políticas y programas públicos, en un trabajo coordinado con los Ministerios de Hacienda y Secretaría General de la Presidencia. Y se consolida el área de estudios prospectivos en lo económico-social.
Asimismo, se inicia un trabajo para potenciar el Sistema Nacional de Inversiones, con el propósito de abarcar no solo la evaluación previa de los proyectos que optan al financiamiento público, sino también la evaluación posterior y el seguimiento de todos aquellos a los cuales el Estado asigna recursos.
Por otro lado, comienza una fase tendiente a contribuir al fortalecimiento del proceso de regionalización y descentralización, a través del traspaso de competencias y recursos propios de la planificación regional a los gobiernos regionales.
Señor Presidente, luego de revisar el proyecto de ley que nos ocupa, considero que algunos aspectos de él son necesarios para contribuir a la implementación de políticas públicas, y de mejor calidad, con un control antes, durante y después de la aplicación de ellas, a fin de verificar si los objetivos que se tuvieron a la vista cuando se creó la idea siguen estando vigentes.
Sin perjuicio de lo anterior, existen aspectos que requieren una segunda mirada para velar por un adecuado rediseño institucional.
Si bien el proyecto constituye un avance, hay asuntos que es necesario revisar, como la coordinación interinstitucional y la consolidación del uso de la información y de las evaluaciones para una mejor toma de decisiones, lo cual va a depender del propio Gobierno.
Respecto de esos temas, el que más me preocupa es el que dice relación con el traspaso de facultades desde algunos servicios públicos; en particular, lo que sucederá con el Servicio Nacional de la Mujer, el cual en la actualidad tiene rango de Ministerio. En efecto, el artículo 12 del proyecto de ley establece la creación del Comité Interministerial de Desarrollo Social, que no contempla entre sus miembros a la Directora del SERNAM, lo cual, a nuestro juicio, debe corregirse.
Creo que lo dicho acerca del Servicio Nacional de la Mujer y la no inclusión de este en dicho Comité Interministerial constituirían un gran retroceso en la centralidad que adquirió durante los Gobiernos de la Concertación el enfoque de igualdad de derechos y oportunidades entre hombres y mujeres como eje de las políticas públicas nacionales.
La participación de la Ministra del SERNAM en dicho Comité debe tener carácter permanente, a fin de mantener la debida coordinación y transversalidad del enfoque de género en la "determinación de los lineamientos y objetivos estratégicos de la política de desarrollo social del Estado".
Por lo demás, la vinculación del SERNAM a través de la Subsecretaría de Servicios Sociales -como establece el proyecto- lo excluye del estudio, diseño, planificación y evaluación de las políticas, los planes y los programas sociales, convirtiendo a dicho Servicio en un mero ejecutor de políticas (artículos 5° y 6° del mensaje con relación al artículo 3°), lo cual provocará un gravísimo impacto en los avances alcanzados hasta ahora por el país en materia de igualdad de género y mermará las posibilidades de enfrentar adecuadamente los desafíos aún pendientes.
En suma, se disminuye el rango del SERNAM al ligarlo con una Subsecretaría. ¿Un Servicio con rango ministerial se vincula con otro Ministerio a través de una Subsecretaría? Suena al menos extraño.
Señor Presidente, en mi opinión, son muchos los temas que quedan pendientes con este proyecto de ley: la dependencia de los servicios públicos relacionados, la creación de una nueva institucionalidad, las amplias facultades que se otorgan al nuevo Ministerio y el artículo que entrega al Presidente de la República la atribución de fijar las plantas vía decreto con fuerza de ley, sin proporcionar mayores detalles sobre lo que se piensa realizar en el informe financiero.
La aprobación de tales facultades delegadas para la reorganización institucional y el traspaso de personal debe quedar condicionada al hecho de que el Ejecutivo entregue señales específicas en ese sentido, a fin de asegurar las condiciones contractuales de los trabajadores de MIDEPLAN y aumentar de manera significativa la dotación de personal para que la nueva institucionalidad cumpla con los objetivos señalados en el proyecto y esté a la altura de los nuevos desafíos que nuestro país requiere.
Por todo lo expresado, señor Presidente, votaré a favor de la idea de legislar. Pero presentaré indicaciones en la discusión en particular.
He dicho.