Valparaíso | 19/10/2012 | Departamento de Prensa | Boletín Nº 8636-13
  Proponen permisos laborales por muerte del conviviente o hermano
  La moción busca modificar el Código del Trabajo para agregar la definición de un permiso de 2 días hábiles en caso de fallecimiento de un hermano del trabajador. En caso de muerte del conviviente se propone el derecho a hacer uso de permiso de días no pagados.
Publicado el: 19/10/2012

Una fórmula para incluir en el Código del Trabajo la posibilidad de que los trabajadores puedan tomarse días de permiso en caso de muerte de un hermano o del conviviente, plantean los senadores Carlos Bianchi, Antonio Horvath, Baldo Prokurica, Ximena Rincón y Patricio Walker.

La moción sentencia que "el trabajador tendrá derecho a permisos no pagados en caso que se trate del fallecimiento de su actual conviviente", en tanto que "en el caso del fallecimiento de un hermano el permiso será de dos días hábiles".

Asimismo, establece que "el trabajador podrá solicitar permisos para ausentarse de sus labores por motivos particulares hasta por seis días hábiles en el año calendario. Estos permisos no pagados podrán fraccionarse por días o medios días".

Apunta que estos permisos "deberán ser informado al empleador con al menos 5 días de anticipación, salvo que por causa imprevisible sea necesario su uso inmediato, en cuyo caso bastará que se dé aviso dentro de las 24 horas siguientes a la ausencia".

El proyecto, que pasó a la Comisión de Trabajo y Previsión Social, da cuenta entre sus argumentos de las legislaciones que en estas materias tienen otros países y menciona que en Chile el estatuto administrativo contempla permisos para que los funcionarios puedan ausentarse de sus labores por motivos particulares hasta por seis días hábiles en el año calendario, con goce de remuneraciones, sin expresión de causa alguna.

Por tratarse de regular un permiso ante la muerte del conviviente, destaca que "la actual legislación se ha abierto a una serie de figuras e instituciones nuevas y en materia de familia y ciertos aspectos laborales se ha dado espacio para familias conformadas fuera del matrimonio y que hoy son una amplia realidad en nuestro país".

Subrayan los parlamentarios que impulsan la iniciativa, que "queremos ser inclusivos de todos los chilenos y chilenas y extender ciertos permisos a quienes sostienen una relación de convivencia estable".

Plantean además que "los resultados económicos de nuestro país reflejan una economía saludable, la inversión da cuenta de una imagen sólida, por lo que consideramos que Chile está en condiciones de avanzar un poco más en materia laboral".