Valparaíso | Departamento de Prensa
Comisión de Relaciones Exteriores abordó situación de Venezuela y la representación diplomática de nuestro país
Pese a que la instancia parlamentaria tuvo carácter de secreta, el Canciller Roberto Ampuero calificó la sesión como “provechosa”; mientras que el senador Ricardo Lagos Weber, titular de la Comisión, llamó al Ejecutivo a que se explique correctamente y se difunda que Chile no está abandonando al mencionado país.
Publicado el: 04/06/2018

La Comisión de Relaciones Exteriores se abocó a analizar la situación en Venezuela y la representación diplomática chilena en el mencionado país. Al respecto, si bien la sesión tuvo carácter de secreta, el Canciller Roberto Ampuero indicó que entregó “el máximo de información objetiva posible, para que los senadores puedan hacerse una idea más acabada de lo que está ocurriendo hoy en Venezuela. Creo que ha sido, en este sentido, una sesión muy provechosa”.

 Imagen foto_00000015

Sin embrago, más tarde en el pleno de la Cámara de Diputados, el Ministro de Relaciones Exteriores, junto con cuestionar los resultados de la reciente elección presidencial, explicó que una de las principales razones para abstenerse de nombrar a un embajador en Caracas es lo acordado con el grupo de Lima, donde solo uno de los 14 países miembros mantiene a un titular diplomático.

 

Por su parte, el senador Ricardo Lagos Weber, llamó a que el Ejecutivo se explique correctamente y se difunda que Chile no está abandonando a Venezuela, sino que  está actuando conforme al resto del barrio.

 

“Pese a decidir no designar a un embajador formal, tiene una nutrida delegación diplomática desplegada. Chile está presente en Venezuela, desde el punto de vista diplomático, porque hay una misión que sigue funcionando, hay un encargado de negocios con 13 funcionarios, hay cónsules honorarios, entonces nuestro país tiene una presencia, pero eso hay que explicarlo y ese esfuerzo lo debe hacer el Ejecutivo”, detalló el legislador.

  

En otro orden, el congresista llamó a “separar dos temas, porque la crisis es una cosa y las repercusiones sociales y humanitarias son las que deben concentrar los esfuerzos de la comunidad internacional, donde Chile tiene un compromiso central”.