Valparaíso | Departamento de Prensa | Boletín Nº 11441-07
Quieren reconocer la autoría intelectual y relevar el trabajo legislativo
La Sala aprobó –por mayoría- la idea de legislar del proyecto que exige que en el decreto promulgatorio de las leyes conste el nombre de los autores del proyecto cuando se trate de una moción parlamentaria.
Publicado el: 09/05/2018

Imagen foto_00000017Es un proyecto simple que propone algo muy concreto: exigir que los decretos que promulgan las leyes consignen el o los nombres de los parlamentarios que fueron autores del proyecto cuando el origen sea una moción.

 

Sin embargo, en el debate de la iniciativa, que cumple su segundo trámite y que quedó con plazo para realizar indicaciones hasta el próximo 17 de mayo, quedaron de manifiesto la necesidad de relevar el rol legislativo de los diputados y senadores, así como cohesionar el rol colegislador con el Ejecutivo de modo que el trabajo del Congreso no se pierda con la firma y promulgación del texto legal.

 

La idea de legislar obtuvo el respaldo de 29 votos a favor y 4 en contra. Los sufragios negativos se fundamentaron principalmente en las aprensiones sobre eventuales “incentivos perversos” que pudiera generar esta obligación, puesto que en el actual sistema presidencial, los gobiernos de turno podrían tender a apoyar las mociones de los parlamentarios de su color político.

 

Pero más allá de estos aspectos, el debate también abrió una profunda reflexión sobre "cómo la falta de educación cívica, sumada a la desconfianza y descrédito de la labor del Congreso termina por dilapidar el trabajo legislativo", puesto que, el criterio mayoritario de la ciudadanía es pensar que el Congreso “no hace nada”, excepto las disputas políticas.

 

Quedó así abierto un flanco de discusión que combina las atribuciones y facultades del Poder Legislativo frente al Poder Ejecutivo y la percepción de que el Congreso no tendría conexión con las demandas ciudadanas.

 

Hicieron uso de la palabra los senadores Felipe Harboe, Felipe Kast, Alejandro Navarro, Andrés Allamand, David Sandoval, Víctor Pérez Varela, José Miguel Insulza, Iván Moreira, Francisco Chahuán, Isabel Allende y Jorge Pizarro.

 

AUTORÍA INTELECTUAL

 

HARBOE

“El proyecto procura dar mayor publicidad al trabajo legislativo, puesto que el trámite de promulgación corresponde a una atribución exclusiva del Presidente de la República. El objeto de esta iniciativa que tuvo su origen en una moción de diputados es reconocer la práctica que se ha establecido al comunicar al Ejecutivo junto con la aprobación de una ley los nombres de los autores”.

 

KAST

“Comparto la intención de los autores de la iniciativa pero creo que tiene un incentivo perverso, puesto que sabemos que existe una inflación de proyectos y muchos de ellos se presentan más de una vez, entonces quién es el autor?”…“Creo que no se soluciona bien en el texto esta situación, además sabemos que el gobierno siempre tenderá a hacer gestos hacia parlamentarios de su coalición”.

 

NAVARRO

“Creo que la objeción planteada es más de forma que de fondo, el Congreso es colegislador y los que firman la ley promulgada son el Presidente de la República y los ministros quienes a veces ni han venido a la Sala. Existe una falta de educación cívica de la ciudadanía y hay que hacer énfasis en las funciones de los parlamentarios”.

 

ALLAMAND

“La iniciativa contribuye al realce de la labor legislativa, pues en otros países, los parlamentarios enfatizan mucho más las leyes que patrocinan, porque los electores llevan un registro de las piezas legislativas en las que han intervenido. Hoy, ser un buen o mal legislador es indiferente porque no hay constancia del trabajo abnegado o diligente que se requiere para sacar adelante un proyecto, pues al promulgarse se pierde la trazabilidad de la norma”.

 

SANDOVAL

“Me parece legítimo que una ley con origen en una moción tenga el reconocimiento debido, más allá que se ingresen indicaciones. El valor fundamental está centrado en quienes presentaron la moción y trabajaron en el proyecto”.

 

PÉREZ VARELA 

“Creo que el proyecto tiene un sentido distinto y habría que perfeccionarlo para que el mandato de la Constitución quede expresado de manera coherente en el último acto de una ley que es la promulgación”.

 

IImagen foto_00000016NSULZA

“No creo que el proyecto tenga mayor trascendencia, lamentablemente, porque las iniciativas originadas en moción, no abordan materias de grandes transformaciones. Esto, debido a las facultades del Poder Legislativo. Tampoco se pueden presentar iniciativas conjuntas entre diputados y senadores. No obstante cuando hay aportes de envergadura de parlamentarios sería una mezquindad no reconocer su aporte”.

 

MOREIRA

“Me parece que esta iniciativa tiene mucho de auto referencia. Aquí todos legislamos, unos más otros menos, porque si se trata de competencia basta ser miembros de la Comisión de Constitución que lidera una carga de trámite legislativo… Todos los años se publican estadísticas además la página web del Senado es consultada y aparecen los nombres de los autores de proyectos”.

 

CHAHUÁN

“Es importante consignar el trabajo legislativo porque, muchas veces, hemos tenido una mala práctica desde el Ejecutivo que presentan Mensajes, sin alusión alguna a mociones anteriores y el colegislador termina siendo el principal legislador y se termina ninguneando el trabajo del Congreso”.

  

ALLENDE

“La ciudadanía no entiende ni comparte lo que hace el Parlamento. Me parece bien que demostremos la inspiración y el origen de proyecto que se transforma en ley de la República…. También llamaría a cierta conducta que apela a nuestro sentido de responsabilidad, pues a veces se registran hasta 10 mociones en el mismo tema”.

 

PIZARRO

“El proyecto es simple pero el debate es de fondo. Hay múltiples iniciativas pero creo que vendrá un debate constitucional sobre las atribuciones del Congreso. Esta iniciativa lo que busca es que haya una relación sobre iniciativas que se transforman en ley entre Ejecutivo y Legislativo”.

 

google2de928d48115021b.html