Valparaíso | Departamento de Prensa
Ipom de Diciembre estimó en 1,4% crecimiento de 2017 y entre 2,5% y 3,5% para 2018
El presidente del instituto emisor, Mario Marcel expuso ante la Comisión de Hacienda del Senado y entregó además el Informe de Estabilidad Financiera del segundo semestre de 2017.
Publicado el: 04/12/2017

Imagen foto_00000016Un crecimiento de 1,4% para este año proyectó el Banco Central de Chile en el marco de la presentación del Informe de Política Monetaria (IPoM) de diciembre, ante la Comisión de Hacienda del Senado.

 

La instancia mantuvo además el rango de proyección de crecimiento de entre 2,5% y 3,5% para el próximo año y anticipó una convergencia de la inflación a la meta de 3% aunque a un ritmo algo más lento que el anticipado en septiembre.

 

El Informe señala además que en los últimos meses, la actividad económica ha evolucionado acorde a lo previsto y que la inflación se ha ubicado bajo lo proyectado en septiembre, lo que se relaciona con los elementos más volátiles de la canasta de precios.

 

Anticipa que hacia adelante, la convergencia de la inflación podría ser algo más lenta que lo anticipado en el último Ipom, lo que considera el efecto de las sorpresas recientes, la evolución del tipo de cambio hasta el cierre estadístico del Informe y que el ritmo de expansión de la actividad irá aumentando paulatinamente, desde los acotados niveles actuales, hacia registros por sobre el potencial en la segunda parte del 2018.

 

Agrega que el escenario base del Informe considera que la inflación permanecerá en torno a 2% durante la primera mitad del año 2018 para volver a la meta de 3% en la primera mitad de 2019, pero que la inflación subyacente convergerá a ese 3% en la segunda parte de ese mismo año.

 

Este comportamiento de los precios en el mediano plazo –dice el Ipom- se relaciona de manera importante con el gradual cierre de la brecha de actividad (distancia entre el PIB potencial y crecimiento efectivo) que comenzará durante la segunda mitad del 2018.

 

El Informe dice que la composición de los sectores del PIB no minero da cuenta de un mejor desempeño relativo de las actividades ligadas al consumo que de las relacionadas a la inversión, en particular la construcción. El consumo privado tiene aumentos anuales de entre 2% y 3%, mientras que la inversión en construcción y otras obras ha caído, incluso, algo más de lo previsto.

 

En tanto, el consumo de bienes durables y la inversión en maquinaria y equipos continúan con un dinamismo mayor, lo que ha sido apoyado por la apreciación del peso de los últimos trimestres y condiciones financieras que han facilitado la reposición de existencias luego de varios años de bajo crecimiento.

 

INFORME DE ESTABILIDAD FINANCIERA

 

El Banco Central también dio a conocer el Informe de Estabilidad Financiera (IEF) del segundo semestre del 2017, en el que señala que los sistemas de pagos han funcionado con normalidad, los indicadores de riesgo de crédito tradicionales se han mantenido bajos y el sector financiero continúa en una posición suficientemente sólida para enfrentar el impacto de escenarios de tensión.

 

Agrega que sin embargo, medidas alternativas de riesgo muestran aumentos en ciertos sectores y que, de prolongarse la desaceleración de la actividad económica local registrada en los últimos años, es posible que se profundice esta situación.

 

ANUNCIAN MODERNIZACIÓN

 

En su presentación ante la Comisión de Hacienda del Senado, el Presidente del Banco Central, Mario Marcel, expuso los lineamientos generales del Plan Estratégico 2018-2022 recientemente aprobado por el Consejo del instituto emisor y que identifica cinco focos que son:

 

1. Fortalecer la capacidad de respuesta y el liderazgo intelectual del Banco para cumplir con los objetivos institucionales definidos en su Ley Orgánica Constitucional, incorporando la realidad de un entorno cada vez más complejo.

 

2. Fortalecer el entendimiento y el diálogo del Banco con su entorno mediante una gestión estratégica de las comunicaciones que identifique objetivos, roles y funciones.

 

3. Fortalecer el Gobierno Corporativo del Banco de modo de equilibrar la tolerancia al riesgo y la eficiencia de los procesos de negocio, agilizando con ello la toma de decisiones y facilitando la innovación.

 

4. Mejorar la capacidad de comprender, manejar e incorporar los cambios tecnológicos al trabajo integral del Banco, tanto en el ámbito de su propia gestión como en las dimensiones relacionadas con los objetivos institucionales.

 

5. Ser un empleador de excelencia, ofreciendo una propuesta de valor que inspire a las personas y equipos a desplegar y desarrollar su máximo potencial, en un ambiente colaborativo, de aprendizaje continuo, de desafío profesional y humano; logrando atraer y comprometer a los mejores talentos, alineados con los objetivos estratégicos y los valores del Banco.

 

Como parte de la implementación de este plan, a partir del enero del próximo año, el Banco Central implementará un nuevo calendario y estructura para sus reuniones de política monetaria y difusión del Ipom y el IEF, acorde a lo que ya fue anticipado en septiembre. “Este plan representa un compromiso que incluye a todos los que integramos el Banco Central de Chile, para enriquecer nuestro principal activo como institución pública: la confianza”, dijo el Presidente del Instituto Emisor.

 

  

google2de928d48115021b.html