Valparaíso | Prensa Parlamentaria
Incendios: apoyan idea de limitar y regular la actividad forestal
Así lo manifestó el senador Eugenio Tuma, en el marco del siniestro que ha consumido más de un centenar viviendas en Valparaíso. Cabe recordar que la idea que está en línea con las propuestas de la Comisión especial de la Cámara Alta, constituida por el incendio en Valparaíso en 2014.
Publicado el: 03/01/2017

"Hay que limitar y regular la actividad forestal en las zonas periurbanas y crear un cordón de protección contra incendios", manifestó el senador Eugenio Tuma, quien además aseguró que erradicar las plantaciones cercanas a los centros poblados urbanos y rurales no es la única solución, pero es una primera medida que se debe sumar a la regulación a través de los planes reguladores comunales e intercomunales.

 

La actividad forestal, aseguró el legislador La Araucanía, ha demostrado una baja sustentabilidad y los costos los paga la comunidad con menor acceso a los recursos hídricos y mayor exposición a los siniestros.

 

Esto, se enmarca en algunas de las propuestas de la Comisión especial de la Cámara Alta, constituida por el incendio en Valparaíso en 2014. Revise nota relacionada.

 

Asimismo, con el incendio que comenzó el lunes 02 de enero en el Cerro Playa Ancha de Valparaíso, el alcalde de la ciudad puerto, Jorge Sharp, coincidió con la idea y propuso cortar los eucaliptus de la zona periurbana de los cerros del puerto tras el mega incendio que afectó a más de 100 familias.

 

Imagen foto_00000015La medida fue respaldada por el senador Tuma, quien indicó que “el problema no es sólo el crecimiento de las ciudades, porque las empresas forestales han expandido sus actividades sin mayor regulación, ni planificación y en algunos casos, como en La Araucanía, han levantado verdaderos cercos, rodeando a las ciudades con plantaciones de bosques exóticos de pino y eucaliptos altamente combustibles".

 

El parlamentario explicó que el monocultivo ha tenido efectos concretos sobre los recursos hídricos, y "ha modificado de manera dramática los ecosistemas remplazando el bosque nativo y con ello se han afectado los servicios ambientales asociados a la conservación de las cuencas hídricas".

 

“No seamos ingenuos  -agregó- la industria forestal ha remplazado la vegetación nativa y ha estimulado a los pequeños propietarios a cambiar sus cultivos tradicionales por plantaciones de pino o eucalipto”.

 

“Debemos crear un cordón de protección de los asentamientos, los vecinos no pueden quedar expuestos a los incendios de las plantaciones y las empresas deben tener planes efectivos de contingencia”, concluyó.

 

MANTENER ESTÁNDAR DE AYUDA A FAMILIAS

 

En otro orden, el senador Francisco Chahuán reiteró la urgencia de un plan maestro que contemple medidas de largo plazo, “aunque sean poco populares” y solicitó que se entreguen los mismos apoyos que se dieron a quienes sufrieron la pérdida de sus bienes materiales en el megaincendio de abril de 2014.

 

El legislador hizo presente la necesidad de voluntad política para financiar un plan maestro para Valparaíso que aborde el crecimiento y cuidado de la ciudad con una mirada de largo plazo y expresó la importancia de que se mantenga el estándar aplicado en incendios anteriores para ayudar a los damnificados del siniestro ocurrido en Puertas Negras, considerando la entrega de subsidios de arriendo, reconstrucción y enseres, de manera de apoyar a las familias afectadas.

 

El parlamentario –cuyas sedes parlamentarias de Valparaíso y Viña del Mar están sirviendo para copiar ayuda para los damnificados-  lamentó que a pesar de las experiencias previas “aún carecemos de un plan maestro de la ciudad, con visión largoplacista y seriedad que permita adoptar resoluciones poco populares, como prohibir la construcción en zonas que es sabido constituyen un peligro inminente y que, en efecto, han sido declaradas como de alto riesgo por una serie de estudios.”

 

El senador por Valparaíso, quien ha estado cooperando en la entrega de ayuda para los damnificados, dijo que “si bien existe un diagnóstico compartido y certeza de que se requiere conciencia ciudadana, la mantención de las quebradas, el desmalezamiento y limpieza, la eliminación de especies arbóreas arbóreas altamente combustibles y cortafuegos que permitan evitar nuevos hechos lamentables de este tipo, es fundamental consensuar cómo logramos un plan maestro que dé una solución definitiva a este grave problema que azota a Valparaíso y a los porteños de tiempo en tiempo”.