Valparaíso | Por Jorge Pizarro, senador por la Región de Coquimbo
Pensiones: soluciones mixtas versus ideas fijas
Por Jorge Pizarro, senador por la Región de Coquimbo
Publicado el: 27/07/2017

Imagen foto_00000014Se va a  cumplir el plazo para que el Gobierno presente su propuesta de reforma al sistema de pensiones y hasta ahora sabemos al respecto, lineamientos generales que demuestran la voluntad política de perfeccionar el sistema. Sabemos del aumento de la cotización en un 5%, que una parte de esa cotización extra irá a un fondo común solidario y que existe la decisión del Gobierno de prescindir de las AFP como administradoras de la nueva cotización.

 

Si bien los anuncios van en un sentido correcto, es necesario que el gobierno comparta qué está pensando para aquellos temas más específicos y que son motivo de diferencias al interior de la Nueva Mayoría y también con la oposición, de modo de no llevar a este proyecto a un callejón sin salida antes de que siquiera ingrese a tramitación.

 

Uno de esos temas es quién va a administrar el 5% adicional, asunto en el que el Gobierno se casó de antemano con la idea de un organismo estatal. Hay serias y razonables dudas respecto de qué ganaría el cotizante con que la administración quede en manos de un organismo que debe ser creado, versus que sea administrado por las actuales AFP que ya tienen una capacidad instalada funcionando y con una dilatada experiencia. Si hay números que respaldan esta decisión, sería bueno conocerlos ahora, ya que si es tanta la diferencia y hay signos de que las AFP están muy por detrás de otras entidades, ¿qué esperamos para traspasar la administración de la totalidad de los fondos que actualmente están en las administradoras?

 

Me preocupa, porque en Chile solemos cometer el error de “enamorarnos” de la solución y no preocuparnos de buscar la mejor solución al problema. En otras palabras, para el gobierno parece ser que lo único que importa es impedir que las AFP participen del 5% adicional, en vez de buscar cuál es la mejor opción para asegurar la rentabilidad y ganancias de la cotización adicional en beneficio de los cotizantes.

 

Ni la idea de la AFP estatal u otra similar, ni el aumento del ahorro per se, ni el Pilar Contributivo son soluciones al problema de la rentabilidad de los fondos. Prueba de ello es que el tema de la edad de jubilación se volvió un tabú desde el momento en que el candidato de la derecha propusiera que la única manera de mejorar las pensiones en Chile, era la de alargar la “vida útil” de las personas haciéndolas trabajar más años.

 

Puesto así, parece una insensatez e  insensibilidad más, pero no podemos negar que la esperanza de vida de los chilenos se está alargando al mismo tiempo que la gente en edad activa está disminuyendo.

 

Aún queda tiempo para testear las fórmulas, sondear con la Nueva Mayoría dónde están los acuerdos y dónde estarán los problemas, ya que nos ha pasado muchas veces que los proyectos llegan al Congreso sin el mínimo acuerdo y viabilidad política.

 

Hay espacios para soluciones mixtas más que ideas fijas en materia de administración de los fondos adicionales y hay espacios para explorar fórmulas intermedias que den cuenta de la extensión de la edad de jubilación, de la mano de los cambios que sean necesarios en el mercado laboral para viabilizar el anhelo de todos: que la vejez no se transforme en una amenaza para una inmensa mayoría de compatriotas.