Valparaíso | Por Rabindranath Quinteros, senador por la región de Los Lagos
Mejores caletas pesqueras
Por Rabindranath Quinteros, senador por la región de Los Lagos
Publicado el: 04/08/2017

Imagen foto_00000017La reciente culminación del trámite legislativo del proyecto de ley que regula el desarrollo integral y armónico de caletas pesqueras es una excelente noticia para la región que represento. Es que, de las 463 caletas reconocidas oficialmente en el país, 185 están ubicadas en la Región de Los Lagos; es decir, en esta zona se concentra el 40 % del total nacional.

 

La existencia de estas caletas da cuenta de los procesos de poblamiento de nuestra Región, los cuales se consolidaron como asentamientos permanentes dando origen a ciudades y poblados. La unión entre tierra y mar en los procesos productivos y económicos ha marcado uno de los principales rasgos culturales de la Región de Los Lagos, creándose a partir de ellos lo que hoy ya se reconoce como "cultura del bordemar": el pequeño agricultor es pescador artesanal, y viceversa; ambas actividades son consustanciales a su modo de vida.

 

El proyecto que regula el desarrollo integral y armónico de caletas pesqueras a nivel nacional y fija normas para su declaración y asignación –ya en proceso de promulgación- posibilitará la resolución de situaciones que, por falta de normativa, han entrado en conflicto con intereses particulares e incluso colisionan con intereses del propio Estado, dejando a los pescadores-habitantes en el más completo desamparo y obligándolos en varias ocasiones a migrar a las ciudades, lo cual aumenta así la marginalidad existente en ellas.

 

Al asegurar una caleta definitiva y permanente, que permita desarrollar no solo las actividades propias de la economía pesquera artesanal sino además, en muchos casos, las de habitación, se generarán en los casi 25 mil pescadores inscritos en la Región la certeza y la tranquilidad indispensables para proyectar su vida y la de sus hijos.

 

Por otro lado, el Estado podrá ejecutar las obras necesarias para brindar seguridad y dar cumplimiento sanitario y ambiental en los lugares de residencia de los miles de pescadores de nuestro país.

 

Los pescadores de la Región han sentido esta iniciativa como muy propia, ya que les permitirá, con el esfuerzo del Estado, desarrollar y cuidar inversiones de alto costo, así como administraciones democráticas, pues existe al respecto una situación de incerteza jurídica.

 

Ante la situación de sobreexplotación de los recursos hidrobiológicos, la necesidad de diversificar y agregarles valor se podrá orientar y enfrentar con la disposición para las organizaciones de pescadores artesanales de los espacios del bordemar que la ley en proyecto generará.

 

Del mismo modo, se debe reconocer como un avance en esta iniciativa la forma como se regularizarán y formalizarán la adjudicación y la administración de los espacios, lo que hasta hoy se realiza por la vía de convenios muy precarios respecto tanto de su legalidad cuanto de la participación equitativa y democrática de la comunidad.