Valparaíso | Departamento de Prensa | Boletín Nº 6829-01
Listo para recibir indicaciones proyecto que aplica la Convención Internacional de Especies amenazadas de Flora y Fauna Silvestre
Esto, tras la aprobación en general de la norma de prevención, fiscalización y sanción de las conductas que contravengan dicho instrumento internacional, mediante su incorporación a la legislación nacional.
Publicado el: 17/06/2015

Hasta el 6 de julio habrá plazo para presentar indicaciones al proyecto de ley, aprobado en general por 29 votos a favor, que aplica la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies amenazadas de Flora y Fauna Silvestre (CITES).

 

La norma, en segundo trámite constitucional busca la prevención, fiscalización y sanción de las conductas que contravengan dicho instrumento internacional, mediante su incorporación a la legislación nacional.  Lo anterior, con la finalidad de situar a nuestro país en el más alto estatus a nivel internacional, pasando de la categoría 2, en que se encuentra actualmente, a integrar la categoría 1 de cumplimiento de la legislación sobre la materia.

 

En el debate hicieron uso de la palabra los senadores Felipe Harboe, Iván Moreira, Rabindranath Quinteros, Antonio Horvath, José García Ruminot, Alfonso De Urresti y Alejandro Navarro.

 

PROYECTO

 

- Para dar cumplimiento a la normativa CITES, el proyecto introduce diversas adecuaciones a la legislación nacional, estableciendo, entre otros, las funciones y atribuciones que tendrán las autoridades administrativas, científicas y las de observancia.  

 

- Serán autoridades administrativas, el Ministro de Agricultura; el SAG; el Servicio Nacional de Pesca y,  la Dirección de Medio Ambiente y Asuntos Marítimos, del Ministerio de Relaciones Exteriores.

 

- Las autoridades científicas serán designadas por decreto supremo de los Ministerios de Economía, Fomento y Turismo, o de Agricultura, según corresponda, de acuerdo a sus competencias, en conjunto con el Ministerio del Medio Ambiente, encargando a un reglamento establecer las condiciones que se requieren para tal nombramiento y el procedimiento para su selección.

 

Imagen foto_00000017- Las autoridades de observancia, serán Carabineros de Chile, la Policía de Investigaciones y el Servicio Nacional de Aduanas.

 

- Establece la regla estricta que sólo se permitirá el comercio de Especies Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres cuando se cumplan las condiciones establecidas en la Convención en relación con cada uno de sus Apéndices.

 

- Obliga al poseedor o tenedor de especímenes CITES acreditar su legítimo origen y/o procedencia.

 

- Consagra un régimen de infracciones y sanciones para quienes introduzcan al territorio nacional o extraigan de él especies incluidas en los Apéndices de la CITES.

 

- Dispone el destino que se le dará a los distintos especímenes, partes o productos derivados de las especies a que se refiere la CITES en caso de incautación o comiso y tipifica el delito por el comercio ilegal de las mismas.

 

- Crea los registros de comercio de los especímenes de las variedades incluidas en los Apéndices I, II y III de la Convención, a cargo de las Autoridades Administrativas, en el ámbito de sus respectivas competencias.

 

IMPORTANCIA DE TEMAS AMBIENTALES

 

HARBOE:

"Este proyecto ingresó a la Cámara el 8 de marzo de 2010, pero dado que su texto no abordaba el tema de los tipos penales referidos al comercio ilegal de las especies  flora y fauna amenazada  (…) se formó un grupo de trabajo: CITES nacional y que tenía como objetivo consensuar una indicación sustitutiva presentada en septiembre de 2014 y que fue la que aprobamos en la Comisión de Agricultura".

 

MOREIRA:

"Hemos ido encausando en un camino por la preocupación por estos temas ambientales y de la vida silvestre en que se requiere cada vez mayor legislación y preocupación del Estado y en torno a este proyecto claro está que el objetivo del proyecto que aplica la Convención es "regular las obligaciones contraídas por Chile" como Estado parte aprobada ya en 1975, quizás nos demoramos varios años (…)".

 

QUINTEROS:

"Quiero recordar que hace 40 años Chile suscribió la convención para regular y combatir el comercio de especies animal y vegetal; sin embargo se ha catalogado a nuestro país como número 2 y lo que estamos haciendo hoy es buscar elevar el estándar del cumplimiento para que pase a ser considerado categoría 1, por ello aborda aquellos compromisos que no habían sido cumplidos a cabalidad"Imagen foto_00000016

 

HORVATH:

"Es particularmente importante y no es que Chile desde hace 41 años no ha hecho nada, ha participado en todas las convenciones y ha demostrado sus políticas en los hechos, a través del Servicio Agrícola Ganadero (SAG), la Corporación Forestal Ambiental y Sernapesca; sin embargo faltaba hacer carne de esta convención en una ley explícita para nuestra ley. Nuestros esfuerzos son antiguos y conocidos, por ejemplo, los libros rojos de las especies en peligro".

 

MÁS FACULTADES PARA FISCALIZAR

 

GARCÍA RUMINOT:

"Sorprende que en una convención como esta nos demoremos 40 años en ser ratificada por el Congreso. Aquí se cumple el dicho: "más vale tarde que nunca". En la discusión en particular pondremos especial atención en cómo Carabineros, Policía de Investigaciones, SAG, Corporación Forestal, Aduana, entre otros servicios públicos, van a tener los medios para poder profundizar esta fiscalización (…). Probablemente tendremos que tener mayores facultades y más funcionarios que puedan fiscalizar".

 

DE URRESTI:

"Este es un importante proyecto y hay consenso en la aprobación; es fundamental destacar y garantizar la sustentabilidad del recurso para las generaciones venideras. Hoy con el desarrollo y conciencia ecológica y clara presión por parte de sectores ecológicos y -por qué no decirlo- en el caso del sur por la industria forestal, es fundamental tener un marco jurídico que nos dé una categoría internacional en este tipo de situaciones".

 

NAVARRO:

Seamos claros, lo que ha precipitado esta decisión es la presión internacional, Chile está en grave incumplimiento, por cierto arriesga sanciones, pero por sobre todo arriesga un deterioro en la imagen internacional de un país que exporta muchos productos que tienen una rica flora y fauna. Esto nos demandara un esfuerzo pedagógico educativo muy importante. CITES incluye cerca de 28 mil especies de plantas y 5 mil silvestres (…). La población tiene que saber que cuando transporte una especie puede estar contraviniendo CITES y la legislación nacional".