Valparaíso | Por Ena Von Baer, senadora por la región de Los Ríos
Gratuidad: Una Promesa Incumplida
Por Ena Von Baer, senadora por la región de Los Ríos
Publicado el: 26/10/2017

Imagen foto_00000002La promesa de la Presidenta Bachelet fue que la educación sería gratuita y de calidad para todos.  Sin embargo, su promesa no se cumplió porque la gratuidad deja fuera a un grupo importante de estudiantes y su implementación afecta la calidad de la educación.

 

En el caso de la educación superior la gratuidad discrimina según la institución que eligieron los estudiantes. Adicionalmente el financiamiento que reciben las instituciones por alumno es menor al que tenían antes de la gratuidad, lo que significa que algunas instituciones tienen déficit, lo que finalmente está afectando la capacidad de las instituciones de generar programas de investigación.

 

En el caso de la educación escolar la promesa fue que a medida que fuera desapareciendo el copago que realizan los padres, iría aumentando la subvención. Esto se materializó en la implementación de la subvención adicional que reciben sólo los colegios que son gratuitos. En la Ley de Fin al Lucro, Fin al Copago y Fin a la Selección se estableció un cronograma de aumento anual de esta subvención. En la práctica los colegios que dieron el paso de ser gratuitos recibieron una subvención adicional y se les aseguró el aumento de esa subvención para el 2018.

 

Grande fue la sorpresa porque en la Ley de Presupuesto que se discute actualmente en el Congreso, viene una glosa que modifica la Ley de Fin al Lucro, Copago y Selección y deja sin efecto el aumento de la Subvención por Gratuidad. Eso significa que los colegios que contaban con esos recursos para el próximo año ya no se lo pueden cobrar a los padres porque se los prohíbe la ley, pero el Gobierno incumple la legislación al dejar sin efecto el aumento que había comprometido.

 

Una de las razones por las cuales la educación particular subvencionada tiene mejores resultados es que dado el Copago que hacen los padres tiene mayores recursos que los colegios municipales. Eso se acabó y se están haciendo realidad los dichos del Ministro Eyzaguirre de quitarles los patines a los niños de los colegios particular subvencionados.

 

Veremos durante las próximas semanas si los Parlamentarios de la Nueva Mayoría que votaron a favor de la Ley de Fin al Lucro, Copago y Selección defienden la Subvención por gratuidad, pero sobre todo si se ponen al lado de los niños y sus padres, a quienes les dijeron que aquellos que les decíamos que con la eliminación del copago disminuirían los recursos de sus colegios, estábamos en una campaña del terror.

 

Pero lo más incomprensible el incumplimiento del Gobierno genera un desincentivo para los colegios que aún no se han transformado en gratuitos a den ese paso. En resumen la educación al final del gobierno de Bachelet no será ni gratis ni de calidad para todos.