| Por Antonio Horvath, senador por la región de Aysén
Buen uso del agua
Por Antonio Horvath, senador por la región de Aysén
Publicado el: 17/03/2017

Imagen foto_00000019En Chile nos hemos dejado estar respecto a garantizar la accesibilidad y el buen uso del agua, particularmente, del agua potable.

 

Como una manera de hacer más eficiente la utilización del agua, se está adoptando en forma creciente lo que se denomina “la huella del agua”. Existen múltiples inventos, incluso, como el desarrollado por estudiantes universitarios que han ganado premios a nivel nacional e internacional tras este propósito. Uno de ellos pertenece a un grupo de estudiantes que permite reciclar el agua antes de que se caliente, como sucede en los calefonts, de modo de reutilizarla como agua potable.

 

En esta misma dirección tenemos una iniciativa legal junto a los senadores Adriana Muñoz y Baldo Prokurica para la utilización de las denominadas “aguas grises”; es decir, utilizar las aguas de la ducha, del baño o del lavado en los sanitarios, o mediante filtros en riego. Esta última idea fue bien acogida por el Ejecutivo que le hizo varias indicaciones y se encuentra inexplicablemente sin trámite después de ser aprobada por el Senado en la Cámara de Diputados.

 

También estamos a la espera de que una iniciativa similar se haga mediante la instalación de paneles fotovoltaicos para introducir ahorro significativo en el consumo eléctrico, y que se le dé urgencia al proyecto de ley que perfecciona la ley de cogeneración ciudadana.

 

A más de veinte años de la ley que permitió que el sector sanitario estuviese concesionado en un 65% a empresas, hoy se ha presentado una iniciativa adoptada por unanimidad por los diputados sin el paso por las comisiones de Hacienda y Obras Públicas para cambiar los márgenes de utilidad de estas empresas, intervenir los servicios no regulados y cambiar la estructura e integración de la revisión de las tarifas, que se realiza cada cinco años.

 

Uno de los puntos más en entredicho es que el 7% no es un ingreso garantizado, sino el costo del endeudamiento. En este tema hay que tener particular cuidado ya que Chile es uno de los países con mejores indicadores en cobertura de agua potable, alcantarillado, uso eficiente del agua y en forma creciente, en tratamiento de aguas servidas.

 

En la comisión de Obras Públicas el ex superintendente de Servicios Sanitarios Juan Eduardo Saldivia hizo presente que esta falta de proactividad está arriesgando que ciudades como Copiapó, Arica, Valparaíso, Ovalle, Talca, y si añadimos el cambio climático, muchas otras ciudades del sur, como Coyhaique a que en diez o veinte años también se queden sin agua.

 

Por ello en la comisión acordamos realizar una jornada de trabajo participativo para planificar y desarrollar con todos los actores –y con el Ejecutivo– un conjunto de proyectos y obras que incluyan en lo posible el manejo integrado de cuencas para asumir plenamente estos desafíos.