Click acá para ir directamente al contenido
REPÚBLICA DE CHILE
DIARIO DE SESIONES DEL SENADO
PUBLICACIÓN OFICIAL
LEGISLATURA 365ª
Sesión 23ª, en miércoles 14 de junio de 2017
Ordinaria
(De 16:25 a 18:39)
PRESIDENCIA DE SEÑORES ANDRÉS ZALDÍVAR LARRAÍN, PRESIDENTE,
Y GUIDO GIRARDI LAVÍN, VICEPRESIDENTE
SECRETARIO, EL SEÑOR MARIO LABBÉ ARANEDA, TITULAR
____________________
REFLEXIONES SOBRE VIOLENCIA EN LA ARAUCANÍA. OFICIO


El señor NAVARRO.- Señor Presidente, la Escuela Básica Municipal G-816, situada en la reducción Temucuicui, en La Araucanía, se ha visto afectada en la mañana de hoy, miércoles 14 de junio, una vez más, por un hecho dramático que ha causado un profundo daño psicológico en los niños.
Un fallo de la Corte Suprema ya estableció que Carabineros hace un uso desproporcionado de la fuerza al intentar reprimir para resguardar el orden público, provocando un daño colateral mucho más grave que los incidentes que pretende neutralizar.
La situación en el establecimiento escolar se puede percibir en diversos videos disponibles en YouTube. Invito a la ciudadanía y a los Senadores a apreciar las vistas que los propios alumnos captaron en sus salas de clases: gas lacrimógeno esparciéndose y niños corriendo por los pasillos, vomitando y desmayándose.
Lo ocurrido en ese recinto no puede repetirse, porque es la segunda vez, en menos de tres años, que se registran hechos de tal gravedad.
Sentencias firmes determinan que se deben respetar los derechos de la infancia y contemplarse procedimientos acordes y un protocolo por parte de Carabineros. Pero las imágenes hablan por sí mismas: una tanqueta, vehículos blindados, derribamiento de las rejas para ingresar a la escuela y el gas lacrimógeno que afectó a profesores y alumnos.
No es la primera vez.
En esta oportunidad, los niños permanecían en sus salas y se realizaba una ronda médica en un lugar aledaño.
Lamentablemente, la asfixia y el desmayo son parte de lo que tenemos que cargar.
¿Qué pasó?
Hoy, miércoles 14 de junio de 2017, a las 9:30, varios policías de civil ingresaron a la oficina del administrador de la Municipalidad de Ercilla, de donde sacaron a la lamien Valeria Millanao Palacio para llevarla a la bodega, y ahí, bajo intimidación, interrogarla, apropiarse de su teléfono y amenazarla con quitarle su hija de un año, en una acción de claro secuestro.
Puede mediar una orden judicial, pero ¡no es posible que una detenida sea interrogada en dependencias de un municipio, y menos en un subterráneo! El alcalde de Ercilla tiene que dar una explicación. Espero que lo haga, porque lo sucedido en ese lugar forma parte de algo que nunca más queremos en nuestro país.
La policía tiene un protocolo, que no se cumplió. Ha acontecido un hecho de la mayor gravedad.
Chile ha sido condenado al menos en tres ocasiones por la Corte Interamericana de Derechos Humanos precisamente por este tipo de situaciones. Y quiero señalarlas.
La primera fue el llamado "caso Lonkos", en el que los máximos líderes de dos comunidades mapuches colindantes con un predio incendiado fueron condenados por el delito de "amenaza de incendio terrorista".
En el caso Poluco-Pidenco se imputó nuevamente un incendio terrorista.
Y el caso Ralco fue el de la quema de un camión.
La Corte consideró que tanto los juicios como las sentencias dictadas violaron diversos derechos, como el principio de legalidad e igualdad, la presunción de inocencia, el derecho a defensa, el derecho a recurrir a un juez superior, la libertad personal, la libertad de pensamiento y expresión, los derechos políticos y la protección de la familia.
El análisis del fallo es claro y preciso: establece la aplicación indebida, ilegal e inconstitucional de la ley N° 18.314, que determina conductas terroristas y fija su penalidad.
Se condenó a Chile a tomar las siguientes medidas:
-Dejar sin efecto las sentencias, incluida la pena.
-Brindarles gratuitamente a las víctimas tratamiento médico, psicológico o psiquiátrico cuando se requiera.
-Publicar un resumen de la sentencia en el Diario Oficial y en un diario nacional de amplia circulación.
-Transmitir en al menos tres ocasiones, en un plazo de seis meses, un resumen de la sentencia, en mapudungún y en español, por una radio de la región del Biobío y La Araucanía.
-Becas de estudios superiores para los hijos de las víctimas que lo soliciten.
-Regular con claridad la reserva de identidad de testigos.
¡Los testigos protegidos! En todos estos casos, las detenciones ordenadas por los fiscales tuvieron como fundamento la declaración de testigos sin rostro, de personas con el rostro cubierto, que nadie sabe quiénes son.
-Indemnizar con 50 mil dólares a cada víctima.
-Pagar a los representantes de las víctimas las costas que se indican.
-Reintegrar las sumas que se señalan al Fondo de Asistencia Legal de Víctimas (FALV) de la Corte.
Parece increíble que a estas alturas, cuando el Gobierno declara que es preciso reponer el diálogo y se analizan planes de paz en La Araucanía, se registre lo ocurrido hoy en la Escuela Básica Municipal G-816 de Temucuicui.
Invito a la ciudadanía, a quienes nos acompañan en la Sala y a usted, señor Presidente, a prestar atención a los videos y al audio. ¡Es posible advertir la desesperación, la impotencia, el abuso y la impunidad con que Carabineros actúa en una escuela básica!
¡Eso jamás sucedería en alguna de las comunas ricas! ¡No tendría lugar en Las Condes ni en Vitacura! ¡Y tampoco se registraría en una escuela urbana en cualquiera de las regiones! ¡Ocurre porque es Temucuicui!
Por otra parte, nuestro país ha conocido un hecho reciente que ha llevado a una situación gravísima: Luis Marileo, de 24 años, y Patricio González, de 23, fueron asesinados. Por cierto, hay una investigación en curso. Un excarabinero, Ignacio Gallegos Pereira, es el autor de los disparos.
Señor Presidente, pido que se oficie al Ministerio Público -también procederé personalmente- a fin de solicitar que un fiscal especial investigue la muerte de estos dos comuneros mapuches, asesinados a balazos -repito- el sábado 10 de junio en un presunto enfrentamiento con un capitán en retiro de Carabineros, en la comuna de Los Sauces, provincia de Malleco.
Quiero consignar que Marileo y González son los mismos niños víctimas de allanamientos y violaciones a sus derechos humanos, y que hoy se levantan como weichafes para defender los territorios usurpados por el Estado y las forestales.
En un video de la época, Luis Marileo, de 12 años, aparece ensangrentado y con profundos daños en su cara en el interior de un furgón policial. Es el mismo que ha sido asesinado a balazos, situación que es preciso aclarar, porque la primera versión siempre tiene que ser investigada.
Pido prestar atención a estos hechos. ¿Cuántos muertos más tendrá que haber en La Araucanía? ¿Cuántos más en Biobío? ¿Cuándo se establecerá una mesa de diálogo entre el Estado de Chile y la comunidad mapuche? ¿Por qué las forestales se niegan a conversar? ¿Y por qué cada vez que hay violencia se les atribuye a las comunidades mapuches?
¡Cuando la violencia viene de arriba, es seguridad pública! ¡Cuando la violencia viene de abajo, es terrorismo...!
En la actualidad, el debate entre los candidatos presidenciales y en Chile es en torno a si existe o no terrorismo en La Araucanía.
El terrorismo de Estado vivido hoy por la escuela de Temucuicui no puede quedar impune.
Vamos a recurrir de amparo -espero contar con la participación (lo hemos conversado) del Senador Jaime Quintana- por los niños de la escuela de Temucuicui. Pediremos una investigación y la identidad de todos los carabineros involucrados, como asimismo de los jefes policiales que condujeron a los vehículos que ingresaron al mencionado establecimiento educacional y causaron un grave daño psicológico y físico a los menores que estudian allí.
Algunos dicen que hay una guerra en Arauco. Y Carabineros actuó hoy día como en guerra contra niños indefensos, contra profesores que impartían clases en sus aulas.
Vamos a ganar esta pelea en la Corte Interamericana de Derechos Humanos -ya lo hicimos en 2014; tengo aquí la sentencia-, tribunal internacional que es muy claro.
También se ha pronunciado la Corte Suprema.
Se cometió un acto de terrorismo contra Sayén y su madre, la ¡lamien que dio a luz engrillada a su cama tras un parto por cesárea!
Eso ocurrió en Concepción con Lorenza Cayuhan: ¡dio a luz engrillada a su cama!
Ni los médicos ni el personal de Gendarmería intervinieron para impedir ese hecho, que la propia Corte Suprema calificó de tortura: ¡una mujer dio a luz engrillada!
¿O acaso pensaba Gendarmería que Lorenza podría huir mientras daba a luz mediante cesárea y por eso la engrilló?
Suma y sigue, señor Presidente.
Se está practicando terrorismo de Estado. Y la violencia no se resuelve con más violencia. Lo he dicho una y otra vez.
Para referirse a la violencia en La Araucanía, El Mercurio habla de "violencia rural". Porque se niega el problema de fondo, cual es que existe una lucha por la recuperación de tierras usurpadas al pueblo mapuche. Y mientras no se restituyan esas tierras no habrá paz en La Araucanía, así pongan un carabinero en cada camión, así mil o dos mil carabineros sigan militarizando la zona conflictiva.
¡Los niños de la escuela de Temucuicui han vivido una experiencia traumática!
Señor Presidente, Luis Marileo, siendo muy niño, vivió el allanamiento de su comunidad; siendo menor de edad, fue detenido, golpeado y trasladado a dependencias policiales; luego de ocho o diez años, se convirtió en weichafe.
El que siembra vientos, cosecha tempestades. Y el Estado de Chile está cosechando tempestades porque sembró vientos.
Allanamientos indiscriminados: condena de la Corte Interamericana de Derechos Humanos. Y a ella vamos a ir una vez más. Pero parece que el Estado no escucha.
¡La paz tiene que regresar a La Araucanía!
Este es un país cuyo Canciller se preocupa de la violación de los derechos humanos en otras naciones del mundo.
Una vez más le digo al Canciller Heraldo Muñoz que en Chile sí hay presos políticos: los presos mapuches.
Le solicité a la Biblioteca del Congreso Nacional detallarme cuántos mapuches fueron detenidos, procesados y absueltos desde 1990 a la fecha.
Juan Patricio Queipul fue encausado por incendiar la cabaña de veraneo de un notario de Victoria: ¡absuelto el año 2015!
El señor GIRARDI (Vicepresidente).- Corresponde el uso de la palabra al Senador señor Quintana.
El señor QUINTANA.- Le cedo un minuto al Senador Navarro.
El señor GIRARDI (Vicepresidente).- Puede continuar, Senador señor Navarro, en el tiempo del Comité Partido Por la Democracia.
El señor NAVARRO.- Señor Presidente, no alcanzaré a leer el listado -¡es impresionante!- de las personas que quedaron absueltas tras ser detenidas y procesadas. Se trata de 62 mapuches, hombres y mujeres (lamienes) que fueron detenidos en cárceles por un período no inferior a seis meses y hasta tres años. ¡A todos se los absolvió! Porque la técnica de los fiscales es ¡detener para investigar, encarcelar para investigar...!
Los niños de Temucuicui reclaman de este Senado justicia y preocupación.
¡Alguien tiene que defenderlos!
Concurriremos a Temuco para interponer un recurso de amparo, pues no vamos a permitir que Carabineros y el Estado de Chile sigan violando los derechos de los niños mapuches, y muy especialmente, que se continúe encarcelando a mapuches, quienes hoy día son presos políticos en mi país.
He dicho.
--Se anuncia el envío del oficio solicitado, en nombre del señor Senador, conforme al Reglamento.