Valparaíso | Departamento de Prensa
Acoso sexual, equidad de género y sexismo: ¿qué hay detrás de las protestas y tomas universitarias?
La Comisión de Educación del Senado escuchó a los rectores de universidades del Estado, al ministro del ramo y a investigadoras en temas de género y acordó realizar otra sesión pública en conjunto con su similar de la Cámara Baja para conocer la opinión de la sociedad civil, las estudiantes y dirigentes sobre esta temática.
Publicado el: 16/05/2018

Imagen foto_00000015Si bien el tema que convocó la sesión especial de la Comisión de Educación, era abordar las denuncias sobre acoso sexual en las universidades y que están motivando una serie de protestas, la temática fue largamente superada.

 

Que “el acoso sexual es solo una manifestación más de la desigualdad en las relaciones de poder en instituciones”, tales como, las universidades; que es “un movimiento social” y que, “los modelos de educación sexista reproducen los patrones abusivos”, fueron solo algunas de las complejas dimensiones que tiene este fenómeno.

 

Lo claro es que “los umbrales de tolerancia”, a concepciones históricamente extendidas en nuestra sociedad se han hecho más tenues y corresponde abordar de manera crítica diversos procedimientos al interior de instituciones como las universidades e incluso en los programas de educación.

 

Así lo estimaron los senadores de la Comisión de Educación que, en voz de las mujeres senadoras integrantes Yasna Provoste y Ena Von Baer, además de la diputada Cristina Girardi, titular de la instancia en la Cámara Baja, lideraron el debate y las intervenciones, con el apoyo de sus pares varones, incluyendo al Presidente del Senado. El debate y las exposiciones fueron seguidas atentamente desde las tribunas por numerosos funcionarios y funcionarias de la corporación, además de público y delegaciones de estudiantes asistentes. 

 

La instancia escuchó a los rectores de universidades del Estado y del G9: Ennio Vivaldi, Aldo Valle, Patricio Sanhueza, y Darcy Fuenzalida, respectivamente; al ministro de Educación, Gerardo Varela y a las representantes de la Red de Investigadoras por casos de abuso sexual en universidades chilenas: Ana Luisa Muñoz y Mónica Vargas, y acordó realizar otra sesión pública en conjunto con su similar de la Cámara Baja para conocer la opinión de la sociedad civil, las estudiantes y dirigentes sobre esta temática.

 

Revise el video con la sesión especial de la Comisión de Educación.

 

AVANCES Y DESAFÍOS 

 

Al inicio de la sesión, la senadora Yasna Provoste  destacó que “este tema es de la máxima preocupación en el Senado y en la búsqueda de una sociedad más justa”. “Creemos que la movilización  en las casas de estudio tiene que sacudir no solo a las universidades sino que tiene que permear a la sociedad”.

 

Asimismo, el Presidente del Senado, Carlos Montes, recordó que ya pidió a la Comisión de Ética “actualizar normas sobre acoso sexual y acoso laboral estamos preocupados por fenómeno nuevo en la sociedad y creemos que es importante comprender lo mejor y asumirlo mejor. Invitamos además a todos los funcionarios y funcionarias porque es un tema que se discute en la institución entera”.

 

El Rector Ennio Vivalvi precisó que la Universidad de Chile “ha sido pionera en crear Centros para estudios de género… en establecer una tradición de liderazgos femeninos en la Universidad y contar con cuatro presidentas FECH entre el 2011 al 2016: Camila Vallejo, Melissa Sepúlveda, Valentina Saavedra, Camila Rojas”.

 

No obstante, asumió los diversos desafíos que todavía se requieren en materia de equilibrios de derechos “hoy el procedimiento de investigación para el acoso definido en la ley es el sumario administrativo. Estamos conscientes que esta herramienta es insuficiente e inadecuada para abordar el acoso sexual”, dijo y añadió que “en la Ley de Universidades Estatales, logramos incorporar una indicación que mejora sustantivamente estos procedimientos, equilibrando los derechos de las víctimas y los inculpados”.

 

A su turno, el rector Aldo Valle, valoró este debate pues se requiere “una reflexión profunda para conseguir resultados concretos frente a las severas asimetrías de género que tiene el país”. Aseveró que en Chile las políticas públicas impulsadas desde el Estado tienen una mayor significación pero no sucede lo mismo cuando surgen más allá del Estado por eso señaló que “necesitamos de la participación del Congreso de modo que permita superar estas injusticias”.

 

En tanto, el rector Patricio Sanhueza, calificó como “inéditas estas manifestaciones. Es la primera vez que una universidad paraliza pidiendo atención a estos temas” y agregó que “es probable que a propósito de lo que ocurre en Chile el movimiento traspase fronteras”.

 

El rector Darcy Fuenzalida, puso de manifiesto que “necesitamos aprender culturalmente lo que significa relacionarnos con personas de distinto género y ese cambio requiere a su vez un cambio en el sistema de educación, porque es justamente, a través de la educación que rompemos el ciclo”.

 

ACLARAN FRASE: “PEQUEÑAS HUMILLACIONES”

 

Luego, fue el turno del ministro de Educación, Gerardo Varela quien al momento de presentar a su equipo asesor afirmó que “ellas nos están ayudando con su experiencia en distintas universidades pues han experimentado esas pequeñas humillaciones que son las que estamos llamados a solucionar”.

 

La frase fue recogida por las representantes de la Red de Investigadoras por casos de abuso sexual en universidades chilenas: Ana Luisa Muñoz y Mónica Vargas quienes le reclamaron al ministro por el uso del lenguaje: “las humillaciones no son pequeñas, nosotros las académicas hemos sufrido humillaciones tremendas por lo tanto la minimización de un problema grave no le hace bien al debate”, y agregaron que el acoso es una manifestación más de la situación de desigualdad al interior de las universidades”.

 

El ministro Varela pidió que no se mal interpretara su intervención pues el sentido de su frase tenía que ver con que “no solo un abuso grotesco es discriminación, sino también todas esas conductas soterradas o esos comentarios hirientes al pasar  que antes no se notaban. Lo que buscamos es bajar el umbral de tolerancia a todo ese tipo de conductas”, dijo.

 

Añadió que “me alegra que exista consenso en que tenemos una deuda en materia de equidad y estamos dispuestos a  trabajar en una educación de calidad que, entre otras materias, supone un mejoramiento en la convivencia en los establecimientos”.

 

“CONSEJO DE RECTORES Y ESPACIOS MACHISTAS”

 

La investigadora Mónica Vargas, también hizo notar en la Sala que “vivimos en espacios tremendamente machistas, basta ver una foto del Consejo de Rectores integrado solo por hombres” y aseguró que “hoy tenemos una capacidad instalada para ser parte de la academia, sin embargo, las universidades tienen un porcentaje mínimo de académicas como profesoras titulares”. Precisó que “la mayoría ha avanzado pero la incorporación se da en niveles más bajos, no logramos llegar a las vicerrectorías”.

 

La senadora Ena Von Baer, agradeció el testimonio y la presencia de las investigadoras que “se han preocupado del tema ya que nos falta experiencia de cómo enfrentar el tema. Creo que una cosa son las políticas de equidad de género, en las que estamos avanzando y otra, son los protocolos de acoso sexual donde hay materias complejas que abordar y estamos atrasados”.

 

Agregó que “fui profesora y hoy soy de las pocas senadoras y este tema es crucial en la universidades porque hay relaciones de poder y es un tema relevante para víctima, el proceso y la institución… la prevención es relevante y también hay que poner escucha a las sanciones”.

 

 

 

google2de928d48115021b.html